Cada cristiano debe trabajar por la unidad de la Iglesia -Papa

//Cada cristiano debe trabajar por la unidad de la Iglesia -Papa

Cada cristiano debe trabajar por la unidad de la Iglesia -Papa

En la homilía en Casa Santa Marta, el Papa habló sobre la unidad de la Iglesia. Dijoque los cristianos están llamados a trabajar por conseguirla. Explicó que la base de la unidad es Jesucristo y que se construye sobre la esperanza.

“La base de la unidad es Jesucristo y que se construye sobre la esperanza.”

En la homilía en Casa Santa Marta, el Papa habló sobre la unidad de la Iglesia. Dijo que los cristianos están llamados a trabajar por conseguirla. Explicó que la base de la unidad es Jesucristo y que se construye sobre la esperanza.

FRANCISCO

“Sólo siguiendo el mapa de la esperanza podemos ir adelante en la unidad de la Iglesia. Estamos llamados a una esperanza grande. ¡Vayamos allí! Pero con la fuerza que nos da la oración de Jesús por la unidad; con la docilidad al Espíritu Santo, que es capaz de hacer de ladrillos piedras vivas; y con la esperanza de encontrar al Señor que nos ha llamado a encontrarlo cuando se produzca la plenitud de los tiempos”.

Francisco añadió que ni el orgullo ni la suficiencia sirven para construir la unidad de la Iglesia. Sí, en cambio, la dulzura, la humildad y la magnanimidad.

EXTRACTO DE LA HOMILÍA DEL PAPA

“Hacer la unidad de la Iglesia, construir la Iglesia, este templo, esta unidad de la Iglesia: éste es el deber de todo cristiano, de cada uno de nosotros. Cuando se debe construir un templo, un palacio, se busca un área edificable, preparada para esto. La prima cosa que se hace es buscar la piedra de base, la piedra angular dice la Biblia. Y la piedra angular de la unidad de la Iglesia, o mejor dicho, la piedra angular de la Iglesia es Jesús, y la piedra angular de la unidad de la Iglesia es la oración de Jesús en la Última Cena: ‘¡Padre, que sean uno!’. ¡Y esta es la fuerza!”

“Humildad, dulzura, magnanimidad: son cosas débiles, porque el humilde parece que no sirve para nada; la dulzura, la mansedumbre, parecen no servir; la magnanimidad, el estar abierto a todos, tener un corazón grande… Y después dice además: ‘Soportándose mutuamente con amor’. Soportándose unos a otros en el amor, teniendo como interés ¿qué cosa? Conservar la unidad. Y nosotros nos transformamos cada vez más en piedras fuertes, en este templo, cuanto más débiles nos hacemos con estas virtudes de la humildad, de la magnanimidad, de la dulzura, de la mansedumbre”.

“Sólo sobre el diseño de la esperanza podemos ir adelante en la unidad de la Iglesia. Estamos llamados a una esperanza grande. ¡Vayamos! Pero con la fuerza que nos da la oración de Jesús por la unidad; con la docilidad al Espíritu Santo, que es capaz de hacer de ladrillos piedras vivas; y con la esperanza de encontrar al Señor que nos ha llamado a encontrarlo cuando se produzca la plenitud de los tiempos”.

Fuente: Rome Reports

Por | 2016-01-18T15:58:16+00:00 24 octubre, 2014|Noticias del Papa|Sin comentarios
FlojaNo está malBienMuy bien¡Impecable! (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deje su comentario