Expertos siguen buscando el Arca de Noé en el monte Ararat

//Expertos siguen buscando el Arca de Noé en el monte Ararat

Expertos siguen buscando el Arca de Noé en el monte Ararat

Tito de Luca es un aventurero italiano decidido a descubrir de una vez por todas si esta montaña custodia bajo sus milenarios glaciares uno de los objetos más fascinantes de la Historia, el Arca de Noé.

Expertos siguen buscando el Arca de Noé en el monte Ararat

Tito de Luca es un aventurero italiano decidido a descubrir de una vez por todas si esta montaña custodia bajo sus milenarios glaciares uno de los objetos más fascinantes de la Historia, el Arca de Noé.
Estamos en Armenia, cerca del monte Ararat, la zona en la que según el libro del Génesis se posó el Arca de Noé cuando se calmó el diluvio.

Tito de Luca

Autor, “Tras las huellas del Arca de Noé”

“Estoy convencido de que allí están los restos del Arca, que hay restos muy importantes del arca, y que he conseguido fotografiarlos”.

El alpinista cuenta la apasionante búsqueda en este libro que por ahora sólo está en inglés e italiano. Una tarea a la que ha dedicado 20 años. En el libro incluye fotos de vigas de madera elaboradas, que ha encontrado a 4 mil metros de altura y que podrían pertenecer al arca.

Se ha conservado una parte del Arca de Noé porque es un ambiente muy frío, bajo el hielo; y porque una parte de las maderas que hemos podido examinar fue tratada con betún, con una especie de alquitrán natural, como explica la Biblia que hicieron Noé y su familia”.

Varios estudios aseguran que estos trozos de madera tienen unos 5.000 años de edad. En el libro explica que los pastores kurdos de la zona conocen el lugar en el que están los restos del Arca y que en el pasado, en veranos calurosos era posible divisar trozos grandes. Con sus relatos, algunos han reconstruido la posible apariencia del Arca de Noé.

“Era sencillamente una caja enorme con una única ventana y una abertura en el tejado. Estaba dividida en tres plantas de cinco metros de altura cada una. Son las medidas que la Biblia da en cubos: unos 150 metros de largo, 26 de ancho, 15 de alto. O sea, tres plantas de 5 metroscada una”.

Narra el Génesis que muchos se mofaban de Noé y de su familia porque no servía para nada construir el arca. A ellos no les importó y siguieron adelante.

También hoy muchos creen que es imposible encontrar restos de este objeto, si es que realmente existió. Sin embargo, decenas de aventureros continúan buscándolo. Y no parecen dispuestos a rendirse. Por si acaso.

Para seguir de cerca la búsqueda de Tito de Luca, basta visitar su web www.noahsark.it

 

Por | 2016-10-10T16:15:45+00:00 9 octubre, 2016|Noticias|Sin comentarios
FlojaNo está malBienMuy bien¡Impecable! (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deje su comentario