Primeros Cristianos

Arranca en Roma el decisivo Sínodo de la familia

ba568de1c3a873af54a09d87fad6fd24.jpg

El Sínodo de la familia durará del domingo 4 de octubre hasta el día 25.

Se trata de buscar soluciones pastorales, no de cambiar la doctrina.

El Sínodo de la familia durará del domingo 4 de octubre hasta el día 25.

Ya están en Roma los más de 300 participantes del Sínodo de la familia, que durará del domingo 4 de octubre hasta el día 25.
 
Obispos, expertos y matrimonios estudiarán qué respuestas puede dar la Iglesia a los problemas de las familias en la actualidad. 
 
El documento base sobre el que trabajarán destaca 4 desafíos: analizar por qué los jóvenes no se casan, ayudar a los que quieren hacerlo a prepararse bien, la relación padres – hijos en un entorno dominado por la tecnología, y la atención a familias rotas.
 
Se trata de buscar soluciones pastorales, no de cambiar la doctrina.

 

PAPA FRANCISCO

“El matrimonio es indisoluble cuando es sacramento y esto la Iglesia no lo puede cambiar. Es doctrina”.
 

MONS. VINCENZO PAGLIA (Presidente, Pontificio Consejo para la Familia)

“Del Sínodo no deben salir condenas. Del Sínodo debemos salir habiendo encontrado todas las medicinas posibles para curar todas las enfermedades de la familia”.
 
El Sínodo pretende afrontar cuestiones espinosas, como por ejemplo, si los divorciados casados civilmente pueden recibir la comunión en situaciones extraordinarias. Aunque su propósito es ir mucho más a fondo.
 
FRANCISCO
“Me parece un poco simple decir que el Sínodo… decir que la solución para estas personas es que puedan hacer la comunión. Esta no es la única solución”.
 
A lo largo del año Francisco ha enviado muchos mensajes sobre qué cuestiones relacionadas con la familia le preocupan y por qué piensa que la solución a los grandes problemas de la Iglesia y la sociedad pasa por ayudar a las familia.
 

PAPA FRANCISCO

“De que una sociedad crece fuerte, crece buena, crece hermosa y crece verdadera si se edifica sobre la base de la familia”.
 
El Papa abrirá y clausurará el Sínodo con unas palabras a sus participantes. Estará presente en las reuniones pero no abordará directamente las cuestiones que se traten para no influir en las intervenciones sucesivas. 

 

PAPA FRANCISCO (Apertura Sínodo Extraordinario, 6 octubre 2014)

“Una condición general de base es esta: hablar claro. Que ninguno diga: esto no puede decirse, si lo digo pensarán mal de mí. Decid todo lo que pensáis”.
 
El Sínodo es un órgano consultivo formado por obispos. No tiene capacidad de decisión. Se reúne cada vez que lo convoca el Papa para abordar las cuestiones que él propone. A partir de sus recomendaciones los pontífices suelen elaborar documentos magisteriales.
 

Rome Reports

Salir de la versión móvil