Primeros Cristianos

“Cristianos a medio camino, ¡no!” Papa Francisco

Durante la homilía de la Misa en Casa Santa Marta, el Papa Francisco explicó que no se puede ser cristiano y vivir como un pagano, lo que es lo mismo, no se puede ser un cristiano “a medio camino”.

“A veces somos ‘cristianos a medio camino’,barniz de cristiano… Pero dentro no hay una verdadera conversión

Durante la homilía de la Misa en Casa Santa Marta, el Papa Francisco explicó que no se puede ser cristiano y vivir como un pagano, lo que es lo mismo, no se puede ser un cristiano “a medio camino”.

Francisco

“A veces decimos ‘cristianos a medio camino’, que no toman esto en serio. Somos santos, justificados, santificados por la sangre de Cristo: ¡tomad esta santificación e id adelante! ¡Y no se toma en serio! Cristianos tibios: ‘Pero sí, sí, pero no, no’. Un poco como decían nuestras madres: cristianos al agua de rosas, ¡no! Un poco así … Un poco de barniz de cristiano, un poco de barniz de catequesis… Pero dentro no hay una verdadera conversión, no viven esta convicción de Pablo: ‘He dejado todo y todo lo considero basura con tal de ganar a Cristo y ser hallado en Él’”.

El Papa pidió a los cristianos que sean valientes para dejar a un lado todo lo que aleja de Jesucristo.

{source}{/source}

Extracto de la Homilía del Papa

(Fuente: L’Osservatore Romano)
Lo que ha hecho Cristo en nosotros es una re-creación; la sangre de Cristo nos ha re-creado; es una segunda creación. Y si antes toda nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestras costumbres estaban en el camino del pecado, de la iniquidad, después de esta re-creación debemos hacer el esfuerzo de caminar por el camino de la justicia, de la santificación. Pablo utiliza esta palabra: la santidad. Todos nosotros hemos sido bautizados. En aquel momento nuestros padres, en nuestro nombre, pronunciaron el acto de fe: creo en Jesucristo que nos ha perdonado los pecados”.

“Esta fe debemos re-asumirla nosotros y llevarla adelante con nuestro modo de vivir. Y vivir como cristiano es llevar adelante esta fe en Cristo, esta re-creación. Llevar adelante las obras que nacen de esta fe. Lo importante es la fe, pero las obras son el fruto de esta fe: llevad adelante estas obras para la santificación. Esto es: la primera santificación que ha hecho Cristo, la primera santificación que hemos recibido en el bautismo, debe crecer, debe ir adelante”.

“Nosotros somos débiles y muchas veces cometemos pecados”. ¿Esto significa que no estamos en el camino de la santificación? Si tú te acostumbras a una vida un poco así y dices: ‘Creo en Jesucristo, pero vivo como quiero’. Esto no te santifica, no funciona, es un contrasentido”.

“Antes, el acto de fe. Antes de la aceptación de Jesucristo que nos ha re-creado con su sangre estábamos en el camino de la injusticia; después, estamos en el camino de la santificación, pero debemos tomarla en serio”.

“A veces decimos ‘cristianos a medio camino’, que no toman esto en serio. Somos santos, justificados, santificados por la sangre de Cristo: ¡tomad esta santificación e id adelante! ¡Y no se toma en serio! Cristianos tibios: ‘Pero sí, sí, pero no, no’. Un poco como decían nuestras madres: cristianos al agua de rosas, ¡no! Un poco así … Un poco de barniz de cristiano, un poco de barniz de catequesis… Pero dentro no hay una verdadera conversión, no viven esta convicción de Pablo: ‘He dejado todo y todo lo considero basura con tal de ganar a Cristo y ser hallado en Él’”.

“Pidamos a san Pablo, que nos habla hoy con esta lógica del antes y del después que nos dé la gracia de vivir como cristianos en serio, de creer verdaderamente que hemos sido santificados por la sangre de Jesucristo”.

Romereports.com

Salir de la versión móvil