En la orilla oriental del Mar de Galilea se encuentra la ciudad de Hipos

Lugar donde Jesús realizó varios de sus milagros

 

Tierra Santa y sus bellezas naturales, religiosas y arqueológicas. Paseando por el norte de Israel llegamos hasta la antigua ciudad de Hipos. De camino, el Mar de Galilea, donde Jesús caminó sobre las aguas y realizó varios milagros. Más allá encontramos el lugar, citado en la Biblia, conocido como territorio de los gerasenos.

 

Allí Jesús curó al hombre poseído e hizo que los espíritus inmundos entrasen en la piara de los cerdos y cayeran al lago, que en aquella época llegaba hasta esta localidad. Siguiendo un poco más llegamos a nuestro destino.

 

 

Fr FRÉDÉRIC MANNS, ofm Studium Biblicum Franciscanum

“La ciudad de Hipos se encuentra en los altos de Golán frente a Tiberíades. Tenemos el kibbutz de Ein Gev, a 2 km hacia allí, hay una montaña muy alta donde se encuentra Hipos-Susita.”

Nada más entrar en el Parque Nacional es posible ver algunas ruinas. La subida hasta la cima actualmente se hace a pie. El camino es estrecho y está lleno de piedras. Hipos es conocida también como Susita.

 

En la Decápolis, la ciudad de Hipos - testigo de los milagros de Jesús 2

 

Fr FRÉDÉRIC MANNS, ofm Studium Biblicum Franciscanum

“Hipos” en griego, como “Sus” en hebreo significa caballo. Desde lo alto tiene la forma de un caballo y además en las monedas de la ciudad se acuñaba un caballo.”

Quienes vienen a Hipos se encuentran ante un hermoso paisaje: por un lado el Mar de Galilea y la ciudad de Tiberíades, y por otro las ruinas históricas del lugar.

 

En la Decápolis, la ciudad de Hipos - testigo de los milagros de Jesús 3

 

En 1880 Schumacher ya había comenzado las excavaciones, retomadas en 1950 por Segal y actualmente las continúa el profesor Einsenberg, de la Universidad de Haifa. Es una ciudad helenística, fundada probablemente en el siglo III aC por los seléucidas y además sabemos que en el año 63 aC la ciudad formaba parte de la Decápolis, es decir, de diez ciudades confederadas con un estatus especial, también a nivel económico. Hasta aquí llegó el cristianismo.

 

Fr FRÉDÉRIC MANNS, ofm Studium Biblicum Franciscanum

“Después llegaron los bizantinos que edificaron ocho iglesias. El Evangelio narra que Jesús predicaba en las ciudades de la Decápolis y alló curó a un poseído por el demonio. Este hombre explicó por toda la Decápolis lo que Jesús había hecho por él. Por ello en esta zona tenemos una presencia cristiana muy fuerte.

Por el Evangelio de San Marcos sabemos también que Jesús en la zona de la Decápolis curó a un sordomudo diciendo: “Effetá”. Y además en las excavaciones se ha encontrado en una iglesia un hermoso mosaico con representaciones de los panes y los peces: Se piensa que podría ser un recuerdo de la multiplicación de los panes.”

Hipos, un lugar lleno de belleza, historia y presencia cristiana.

 

terrasenta.com