Francisco continuó su ciclo de catequesis sobre los dones del Espíritu Santo. Esta semana habló del don de la ciencia. Para el Papa, este don permite descubrir “cómo la belleza e inmensidad del cosmos nos habla del Creador y nos invita a alabarlo”. También advierte “del peligro de creernos dueños absolutos de la creación”.

El Papa explica qué es el don de ciencia en la Audiencia General

Francisco continuó su ciclo de catequesis sobre los dones del Espíritu Santo. Esta semana habló del don de la ciencia. Para el Papa, este don permite descubrir “cómo la belleza e inmensidad del cosmos nos habla del Creador y nos invita a alabarlo”. También advierte “del peligro de creernos dueños absolutos de la creación”.

RESUMEN DE LA CATEQUESIS DEL PAPA

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy nos centramos en otro don del Espíritu Santo, el don de ciencia. Esta ciencia no se limita al conocimiento humano de la naturaleza, sino que, a través de la creación, nos lleva a percibir la grandeza de Dios y su amor por sus criaturas. Este don del Espíritu Santo nos hace descubrir cómo la belleza e inmensidad del cosmos nos habla del Creador y nos invita a alabarlo.

Al comienzo de la Biblia, se subraya que Dios mismo se alegró de su obra: todo era bueno y, el hombre, “muy bueno”. El don de ciencia nos pone en sintonía con la mirada de Dios sobre las cosas y sobre las personas. Una mirada bondadosa y respetuosa, que nos advierte del peligro de creernos los dueños absolutos de la creación, disponiendo de ella a nuestro antojo y sin límites. La creación no es propiedad nuestra, ni menos aún, sólo de algunos, sino un don que Dios nos ha dado para que la cuidemos y la utilicemos con respeto en beneficio de todos.

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, particularmente a los grupos de sacerdotes del Colegio Mexicano en Roma, de la Arquidiócesis de Madrid y de la Diócesis de Nezahualcoyotl, así como a los fieles venidos de España, México, Argentina, Panamá, Costa Rica, Paraguay, Perú, Colombia y otros países latinoamericanos. Que sepamos ver cuanto nos rodea como obra de Dios, y a nuestros semejantes como hermanos y hermanas. Muchas gracias.

Romereports

{source}{/source}