Primeros Cristianos

El arte destruido por ISIS en Siria e Irak renace en el Coliseo de Roma

5d2e877d84bab94d7b9ec332bc8499a9.jpg

Si estos dos bustos hablaran, no sólo podrían contar que fueron esculpidos en el siglo III después de Cristo y que su hogar desde entonces fue Palmira, en Siria. Si hablaran, también podrían decir que son “heridos de guerra”.

 

 Si estos dos bustos hablaran, no sólo podrían contar que fueronesculpidos en el siglo III después de Cristo y que su hogar desde entonces fue Palmira, en Siria. Si hablaran, también podrían decir que son “heridos de guerra”.

 
Para cuando el ISIS tomó Palmira en mayo de 2015, los funcionarios del museo habían podido huir con muchos de los fondos pero no con estos dos bustos funerarios. Con la liberación de la milenaria ciudad, fueron rescatados y trasladados a Italia donde se procederá a su restauración. Sufrieron la furia iconoclasta de los islamistas que quisieron borrar sus rostros a martillazos.
 

PAOLO MATTHIAE (Arqueólogo)

El ISIS está combatiendo contra la pluralidad de culturas. El ISIS quiere que el mundo se detenga en los tiempos del primer profeta tras Mahoma. Es una locura histórica. Es inaceptable. No hay un adjetivo para definir esta locura que se basa en la destrucción de la memoria cultural de países como Siria e Irak a los que debemos tanto”.

 
Para que no se pierdan también en el olvido, en el Coliseo se exponen estas réplicas de lo que la intolerancia ha destruido en Siria e Irak. Se expone por ejemplo este toro androcéfalo de Nimrud, la ciudad que arrasaron así los yihadistas. Lo han devuelto a la vida gracias a una impresora 3D.
 
La ciudad fue fundada en el siglo XIII antes de Cristo y es el lugar donde la Biblia sitúa la Torre de Babel. Ahora está pulverizada pero la esperanza de que vuelva a ser lo que era se mantiene intacta.
 

FRANCESCO PROSPERETTI (Responsable Coliseo)

Queremos transmitir tanto las emociones que han provocado la pérdida de estas obras pero también la esperanza de la posible reconstrucción de estas obras en su contexto”.

 

FRANCESCO RUTELLI (Comisario de la exposición)

Queremos demostrar que es factible la reconstrucción basándonos en la documentación, dibujos, relieves y el análisis del material disponible, aunque es también complicado; y también queremos preparar el terreno para la reconstrucción real”.

 
Tal y como fueron reconstruidas las ciudades de Dresde o Varsovia después de la II Guerra Mundial, se espera que así lo sean estos lugares que se consideran la cuna de la Humanidad.
 
Esta reproducción muestra el hallazgo de los archivos de la ciudad siria de Ebla. Son tablas con escritura cuneiforme, una de las formas de escritura más antigua queconoce el mundo. Este gran archivo de más de 17.000 piezas también se ha perdido.
 
Más al sur, en Palmira las imágenes del satélite no dejan lugar a dudas: El Templo de Bel fue volado por los aires. Gracias a dibujos y a documentos recopilados desde 1930 se ha podido hacer esta réplica de su techo.
 
Se estima que se emplearán, al menos, 5 o 6 años para devolver a Palmira su esplendor de antaño.
 
Mientras tanto, iniciativas como esta exposición servirán para que quienes pretenden destruir la memoria de la civilización no se salgan con la suya.
Rome Reports
 
Salir de la versión móvil