Primeros Cristianos

El Papa a los obispos: “El verdadero refugio es la confianza en Dios”

17d296b69355d2dc5de73e7753763345.jpg

Fue durante la homilía de la Misa de San Pedro y San Pablo

En su homilía, Francisco evocó el cautiverio de San Pedro y explicó cómo Dios lo libró de la cárcel e hizo que el apóstol perdiera el miedo. Usó ese ejemplo para hablar de los temores que sufren muchos obispos.

Fue durante la homilía de la Misa de San Pedro y San Pablo

En su homilía, Francisco evocó el cautiverio de San Pedro y explicó cómo Dios lo libró de la cárcel e hizo que el apóstol perdiera el miedo. Usó ese ejemplo para hablar de los temores que sufren muchos obispos.

Totalmente recuperado de la leve indisposición que el viernes le obligó a cancelar su visita al hospital Gemelli, el Papa presidió la Misa de la festividad de San Pedro y San Pablo, patronos de Roma.

A la ceremonia asistió un representante del Patriarca Ecuménico Bartolomé, el metropolita Ioannis, al que Francisco saludó con afecto.
 
Impuso los palios a 24 arzobispos, la pequeña estola de lana que simboliza la unidad hecha con la lana de los corderos bendecidos el día de Santa Inés.
 
En su homilía, Francisco evocó el cautiverio de San Pedro y explicó cómo Dios lo libró de la cárcel e hizo que el apóstol perdiera el miedo. Usó ese ejemplo para hablar de los temores que sufren muchos obispos.
 
FRANCISCO
“Aquí está el problema para nosotros, el del miedo y de los refugios pastorales. Nosotros, me pregunto queridos hermanos obispos, ¿tenemos miedo?, ¿de qué tenemos miedo? Y si lo tenemos, ¿qué refugios buscamos en nuestra vida pastoral para estar seguros?”
 
El Papa interrogó a los obispos sobre dónde ponen su seguridad. Dijo que el verdadero refugio es la confianza en Dios.
 
FRANCISCO 
“Pedro ha experimentado que la fidelidad de Dios es más grande que nuestras infidelidades y más fuerte que nuestras negaciones. Se da cuenta de que la fidelidad del Señor aparta nuestros temores y supera toda imaginación humana. También hoy, a nosotros, Jesús nos pregunta: ‘¿Me amas?’. Lo hace precisamente porque conoce nuestros miedos y fatigas”.
 
Francisco explicó que este amor y fidelidad de Dios ayudan a superar tentaciones como la envidia, del mismo modo que le sucedió a San Pedro al ver a San Juan cerca de Jesús.
 
FRANCISCO
“El Señor repite hoy, a mí, a vosotros y a todos los Pastores: ‘Sígueme’. No pierdas tiempo en preguntas o chismes inútiles; no te entretengas en lo secundario, sino mira a lo esencial y sígueme. Sígueme a pesar de las dificultades”.
 
Por último, el Papa dijo que Jesús nunca abandona y que su fidelidad es”inquebrantable”. Por eso, pidió a los cardenales y obispos que se fíen de Dios porque “mantiene encendido el deseo de servirle y de servir a los hermanos”.
 
 
 
Fuente: Romereports.com
Salir de la versión móvil