Primeros Cristianos

El Papa comienza sus particulares “vacaciones” con la agenda repleta

2a7c5a55d24475c5674a6cabf9d5e3d4.jpg

Su descanso es, en realidad, una actividad pública menos intensa pero el Papa sigue trabajando desde Casa Santa Marta.

Aprovechará estas semanas para dedicarse más a la lectura, la oración y el estudio.

Su descanso es, en realidad, una actividad pública menos intensa pero el Papa sigue trabajando desde Casa Santa Marta.
 

Es verano en Roma y también el Papa se toma sus vacaciones… Aunque son unas vacaciones al “estilo Francisco”. Su descanso es, en realidad, una actividad pública menos intensa pero el Papa sigue trabajando desde Casa Santa Marta.
 
Su horario no cambia. Continúa despertándose poco antes de las cinco de la mañana. Sin embargo, estas semanas aprovechará para dedicarse más a la lectura, la oración y el estudio. Seguramente también preparará los discursos para sus próximos viajes.
 
No habrá audiencia general de los miércoles durante el mes de julio pero sí rezo del Ángelus desde la ventana de su estudioen el Palacio Apostólico.
 
Recibirá a algunos grupos y visitas en el Vaticano pero su agenda no será tan intensa como el resto del año.
 
Sin embargo, este mes de julio no será como el de otros años. Del 27 al 31 viajará a Polonia para clausurar la Jornada Mundial de la Juventud. Será un viaje importante en el que visitará además el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau y el Santuario de la Divina Misericordia.
 
Agosto también comenzará con un viaje, aunque esta vez de un solo día y dentro de Italia. El Papa visitará Asís para conmemorar el 800 aniversario del llamado “perdón de Asís”. Se trata de la posibilidad de ganar la indulgencia plenaria durante los dos primeros días de agosto para todos los peregrinos que visiten una iglesia franciscana y las parroquias de Asís. 
 
En agosto también vuelve la audiencia general de los miércoles que se celebrará en el Aula Pablo VI para evitar el intenso calor de Roma.
 
Ya en septiembre, el Papa volverá a celebrar la misa diaria en Casa Santa Marta en compañía de peregrinos y retomará su habitual ritmo cotidiano.
 
Rome Reports
Salir de la versión móvil