Primeros Cristianos

El Papa recuerda las ideas de la JMJ Río de Janeiro

fdc5bcdd10a8fa7a628dc01912c2a729.jpg

Audiencia General del Papa Francisco

El Papa Francisco retomó las audiencias generales de los miércoles en la plaza de San Pedro. A esta primera convocatoria de septiembre acudieron más de 50.000 peregrinos.

El Papa recordó los principales momentos de su visita a Brasil durante el verano y pidió a los jóvenes que se atrevan a transformar el mundo, a hacerlo más justo y hermoso.

El Papa Francisco retomó las audiencias generales de los miércoles en la plaza de San Pedro. A esta primera convocatoria de septiembre acudieron más de 50.000 peregrinos.

 

RESUMEN DE LA CATEQUESIS DEL PAPA EN ESPAÑOL:

 

Queridos hermanos y hermanas:

Aunque ya ha pasado más de un mes, quisiera recordar en la catequesis de hoy la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro. En primer lugar, doy gracias a Dios y a Nuestra Señora de la Aparecida por las gracias alcanzadas. 

También quiero agradecer a los brasileños, a sus autoridades, a sus parroquias y a las familias, su fraternal acogida. Para resumir esta experiencia, les propongo tres palabras: La primera es acogida, que crea vínculos de amistad, que perduran sobre todo en la oración. La segunda es fiesta, fiesta con los hermanos, pero, sobre todo, fiesta con el Señor: Juntos hemos rezado, adorado; ha sido una fiesta de la fe. Y, finalmente la tercera: misión. Jesús envía a los discípulos: «Vayan», salgan de ustedes mismos, y lleven la luz y el amor a las periferias de la existencia. Y añade: «Yo estaré con ustedes». Sin Él no podemos hacer nada; con Él, cualquier joven puede ser una esperanza para Dios, y para los demás: ¿Quieren ser esa esperanza? ¿Se atreven a transformar el mundo, a hacerlo más justo y más hermoso? La Jornada Mundial de la Juventud nos recuerda la gran noticia de la historia: que somos amados por Dios y Jesús ha venido a salvarnos.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular al grupo de oficiales venidos desde Colombia, así como a los fieles provenientes de España, Argentina, México y los demás países latinoamericanos. Invito a todos a que la acogida, la fiesta y la misión vividas en Brasil no sean un mero recuerdo, sino el alma de nuestras vidas y comunidades. Gracias.

{source}{/source}

romereports.com

Salir de la versión móvil