La Basílica del Santo Sepulcro ha sido el lugar elegido para el encuentro ecuménico del domingo entre Francisco y Bartolomé I.

En marzo de 2013 el Patriarca ecuménico de Constantinopla había invitado al Papa Francisco a realizar juntos un viaje a Tierra Santa el próximo año, para recordar los 50 años del abrazo entre el Patriarca Atenágoras y Pablo VI, pioneros del diálogo católico-ortodoxo.

La Basílica del Santo Sepulcro es el lugar elegido para el encuentro ecuménico

La Basílica del Santo Sepulcro ha sido el lugar elegido para el encuentro ecuménico del domingo entre Francisco y Bartolomé I.
En marzo de 2013 el Patriarca ecuménico de Constantinopla había invitado al Papa Francisco a realizar juntos un viaje a Tierra Santa el próximo año, para recordar los 50 años del abrazo entre el Patriarca Atenágoras y Pablo VI, pioneros del diálogo católico-ortodoxo.

En ella se encuentran el Calvario y la tumba de Jesús. Es un edificio complicado arquitectónicamente y muy marcado por el estilo de los Cruzados que conquistaron Jerusalén en el año 1099.

Hoy en día su propiedad está dividida entre cristianos ortodoxos, armenios, coptos, etíopes, sirios y latinos. Cada uno se encarga celosamente de un espacio.

Para todos es un lugar cargado de significado porque allí resucitó Jesús. Los restos de su tumba están en un pequeño edificio, el lugar central del templo.

También custodia la roca que cubría el sepulcro y la Piedra de la Unción, en donde la tradición señala que José de Arimatea y Nicodemo prepararon el cuerpo de Jesús antes de enterrarlo según el rito judío.

Fue un lugar de paso obligado para los tres papas que ya visitaron Tierra Santa y el escenario central del viaje de Francisco.

RomeReports

{source}{/source}

 

 

 

 

¿Dónde fue sepultado Jesús?

 

En el año 326 el emperador Constantino mandó erigir la Basílica del Santo Sepulcro en el monte Calvario, en Jerusalén. En ese lugar estaba levantado un templo para el culto a la diosa romana Venus, mandado construir por Adriano, hacia el 135.

La emperatriz Elena, madre de Constantino, había acudido a la ciudad santa tras escuchar el informe presentado por Macario, obispo de Jerusalén, sobre el lamentable estado en el que se encontraban los santos lugares descritos en los evangelios, y decidida a mejorar personalmente la situación. Tenía el propósito principal de localizar la cruz en la que murió Jesús.

Elena, tras fracasar en un primer momento en la búsqueda de la cruz, o quizá como parte de ella, inició la del sepulcro. La tradición cuenta que al derruir el templo pagano dedicado a Venus para aislar el Calvario e iniciar las nuevas edificaciones, aparecieron también tres cruces, una de las cuales necesariamente habría de ser la Vera Cruz de Cristo.

Varias leyendas describen el prodigio que permitió identificar la Vera Cruz, casi siempre basadas en que una de las cruces producía curaciones milagrosas, y las otras dos no.

La emperatriz y su hijo Constantino hicieron construir en el lugar del hallazgo un fastuoso templo, la llamada Basílica del Santo Sepulcro, en la que guardaron la reliquia. El historiador Eusebio de Cesárea es quien nos da noticias de este hallazgo impulsado por Elena, y hoy podemos acceder a algunos de estos textos en la sección Testimonios de la web del Santo Sepulcro.

A causa de variadas vicisitudes históricas, el templo ha sufrido muchos cambios, que podemos seguir en el siguiente vídeo, un “viaje tridimensional en el tiempo”:

Afortunadamente, hoy es posible visitar esta Basílica, lugar santo para el cristianismo porque aquí se encuentran, según nos cuenta la tradición, loslugares en los que Cristo fue crucificado, ungido, y sepultado.

Desde la web se nos ofrece la posibilidad de disfrutar de una espectacularvisita virtual del santuario, con la opción de ir clickeando en cuadros de texto que nos ofrecen información muy interesante de cada uno de los rincones de la Basílica. Para acceder, sólo es necesario pinchar sobre la siguiente imagen: