Primeros Cristianos

Jesús y Pilato – Un encuentro que cambió la Historia

encuentro

Condena de Jesús por Pilatos

El encuentro entre Jesús y Pilato duró pocos instantes, pero sin duda, cambió la Historia

En la Pasión, el encuentro de Jesús con el procurador romano fue el detonante que después acabaría con la crucifixión. La figura de Poncio Pilato no ha perdido interés desde entonces.

 

 

 

Fr. ENRICO MAIORANO, ofm cap Estudiante Ciencias Bíblicas y Arqueología – Jerusalén

“Nos encontramos en el principio de la Vía Dolorosa, estamos en el barrio musulmán de la Jerusalén actual. Este es el lugar donde una vez estuvo la fortaleza Antonia, levantada por Herodes para vigilar todo lo que ocurría en la entonces explanada del Templo. Desde este lugar, Jesús da los primeros pasos de su Viacrucis”.

Continúa nuestro recorrido para descubrir las figuras del Evangelio que se encontraron con Jesús en los días de su Pasión. Fray Enrico Maiorano nos guía para conocer a Poncio Pilato.

 

 

Fr. ENRICO MAIORANO, ofm cap Estudiante Ciencias Bíblicas y Arqueología – Jerusalén

“Actualmente en este lugar encontramos la iglesia de la Flagelación y la capilla de la condenación. Es el lugar que la tradición —de época cruzada— identifica como el ‘Pretorio de Pilato‘, es decir, el lugar donde Jesús fue interrogado, azotado y condenado a muerte”.

 

Fr. ENRICO MAIORANO, ofm cap Estudiante Ciencias Bíblicas y Arqueología – Jerusalén

“Este es el único momento en el que Pilato y Jesús se encuentran. Pero, ¿quién fue Pilato? Fue el procurador que en nombre de Roma, durante unos 10 años, del 26 al 36 d.C. tenía la tarea de administrar la problemática provincia de Judea. Pilato era un hombre sin escrúpulos: usó el tesoro del Templo para sus obras de construcción, calmó los disturbios con sangre y no tuvo atención alguna por la sensibilidad religiosa de la gente.

Sin embargo, el Evangelio de Juan, cuando habla de este encuentro, nos muestra a Pilato que entra y sale continuamente del pretorio, parece entrar en crisis y, sin razón aparente, parece querer liberar a Jesús, pero al final cede a la presión de la multitud y lo condena a muerte”.

 

Fr. ENRICO MAIORANO, ofm cap Estudiante Ciencias Bíblicas y Arqueología – Jerusalén

“El Evangelio de San Mateo nos habla del famoso gesto de Pilato que se lava las manos. Es un gesto que los judíos conocían bien porque es el signo de quien reconoce su inocencia ante Dios. A partir de ese momento, Pilato se convierte en el símbolo de quienes buscan soluciones a bajo costo”.

 

Fr. ENRICO MAIORANO, ofm cap Estudiante Ciencias Bíblicas y Arqueología – Jerusalén

“Pilato solo conoció a Jesús por unos momentos, pero estos momentos fueron fundamentales para su vida, tanto que la trastornaron por completo. La Iglesia Ortodoxa Copta venera a Pilato y a su esposa como santos. Según esta tradición, Pilato habría regresado a Roma y allí al borde de la muerte se habría convertido al cristianismo, y por ello fue ejecutado por el Senado”.

 

Fr. ENRICO MAIORANO, ofm cap Estudiante Ciencias Bíblicas y Arqueología – Jerusalén

“Sea como fuere, Pilato sigue siendo el procurador romano de una provincia turbulenta en los confines del imperio y habría caído en el olvido de la historia si no fuera por el hecho de que tuvo un encuentro con Jesús y participó activamente, a pesar de sí mismo, en la condenación de Jesús”.

Comenzamos a caminar por la Vía Dolorosa. En la siguiente etapa de nuestro viaje nos detendremos en la quinta estación, donde Simón de Cirene se encontró con Jesús.

terrasanta.com

Salir de la versión móvil