Primeros Cristianos

Francisco bautiza a 33 niños; concierto de «vagidos»

7c5847514b9d1d7a8d0c76ff28ff4011.jpg

Continuando con la tradición de sus predecesores, Papa Bergoglio administró el sacramento a los hijos de los trabajadores del Vaticano: «Ustedes, padres, ayudarán a estos niños a crecer bien si les dan el Evangelio de Jesús, que es como leche para el Espíritu»

 

Los bautismos de enero de 2015

Continuando con la tradición de sus predecesores, Papa Bergoglio administró el sacramento a los hijos de los trabajadores del Vaticano: «Ustedes, padres, ayudarán a estos niños a crecer bien si les dan el Evangelio de Jesús, que es como leche para el Espíritu»

 

ANDREA TORNIELLI

CIUDAD DEL VATICANO

«Ustedes, mamás, dan a sus hijos la leche. Lo que hace la leche para el cuerpo, la Palabra de Dios lo hace para el espíritu: la Palabra de Dios hace crecer la fe». Se dirigió con estas palabras Papa Francisco a los fieles reunidos en la Capilla Sixtina, durante la misa en la que bautizó a 33 niños (20 niños y 13 niñas). Entre los presentes, también había una pareja de gemelas, Laura y Sara Inchingolo. Durante la ceremonia, además del coro tradicional, hubo un «coro de vagidos» y llantos que resonó entre los frescos de Miguel Ángel.

«Como un buen papá y una buena mamá -dijo Papa Francisco- Dios quiere dar cosas buenas a sus hijos. Y, ¿qué es este alimento sustancioso que Dios nos da? Es su Palabra: su Palabra nos hace crecer, nos hace dar buenos frutos en la vida, como la lluvia y la nieve hacen bien a la tierra y la vuelven fecunda. De la misma manera ustedes, padres y madres, y también ustedes, padrinos y madrinas, abuelos y abuelas, ayudarán a estos niños a crecer bien si les dan la Palabra de Dios, el Evangelio de Jesús. Y también -añadió- hay que darlo con el ejemplo: todos los días lean un pasaje del Evangelio, lleven siempre con ustedes un pequeño Evangelio… Este será un ejemplo para los niños».

«Ustedes, mamás, dan a sus hijos la leche; incluso ahora, si tienen hambre o lloran, les pueden dar la leche. Agradezcamos al Señor por el don de la leche, y recemos por esas madres, que desgraciadamente son muchas, que están en condiciones de dar de comer a sus hijos. Recemos y tratemos de ayudar a estas mamás. Entonces, lo que hace la leche para el cuerpo, la Palabra de Dios lo hace para el espíritu: la Palabra de Dios hace crecer la fe. Y gracias a la fe nosotros somos generados por Dios. Es lo que sucede en el Bautismo».

Después de haber recordado que «el Bautismo nos incluye en el cuerpo de la Iglesia, en el pueblo santo de Dios. Y en este cuerpo, en este pueblo en marcha, la fe se transmite de generación en generación», como un «irse pasando de mano en mano la llama de la fe». Enséñenles a sus hijos, continuó el Papa, que «no se puede ser cristianos fuera de la Iglesia, no se puede seguir a Cristo sin la Iglesia… Porque la Iglesia es madre y nos hace crecer en Jesucristo».

Para concluir, el Francisco llamó la atención sobre la importancia del Espíritu Santo, en el que son consagrados los bautizados. «No rezamos mucho al Espíritu Santo… ¡Es muy importante rezarle al Espíritu Santo!». La palabra cristiano, explicó, «significa esto, significa consagrado como Jesús, en el mismo Espíritu en el que fue sumergido Jesús en toda su existencia terrenal. Él es el ‘Cristo’, los bautizados somos ‘cristianos’. Y entonces, queridos padres y madres, queridos padrinos y madrinas, si quieren que sus niños se conviertan en verdaderos cristianos, ayúdenlos a crecer ‘sumergidos’ en el Espíritu Santo, es decir en el calor del amor de Dios, en la luz de su Palabra. Por esto, no se olviden de invocar a menudo al Espíritu Santo, todos los días. Pueden hacerlo, por ejemplo, con esta simple oración: ‘Ven Santo Espíritu, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor’».

La celebración de hoy, en la Sixtina, tuvo ayer por la tarde una especie de anticipación: Francisco celebró en privado, en la capilla de la Casa Santa Marta, el bautismo de cinco niños, nietos de otros trabajadores del Vaticano.

Salir de la versión móvil