Primeros Cristianos

Francisco en Santa Marta: Basta de teatro. Hay cristianos que no tienen nada

4f20cc27dbc4009a013876fb307718c5.jpg

En su homilía en Casa Santa Marta, Francisco pidió a los cristianos que, antes de quejarse, piensen en aquellas personas que lo han perdido todo por creer

Francisco comparó a los cristianos perseguidos con el santo Job, que perdió todo por mantenerse fiel a Dios

En su homilía en Casa Santa Marta, Francisco pidió a los cristianos que, antes de quejarse, piensen en aquellaspersonas que lo han perdido todo por creer

PAPA FRANCISCO

“Nuestra vida es demasiado fácil, nuestros lamentos son lamentos teatrales. Ante estos, ante estos lamentos de tanta gente, de tantos hermanos y hermanas que están en la oscuridad, que prácticamente han perdido la memoria, la esperanza – que viven ese exilio de sí mismos, son exiliados, hasta de sí mismos – ¡nada!”. 

 

Francisco comparó a los cristianos perseguidos con el santo Job, que perdió todo por mantenerse fiel a Dios.

 

También recomendó a cada cristiano que se prepare para estos “momentos de oscuridad” y que rece por todos aquellos que los atraviesan.

 

RESUMEN DE LA HOMILÍA DEL PAPA

 

Fuente: Radio Vaticano

 

“Jesús, cuando se lamenta – ‘Padre, ¡por qué me has abandonado!’ – ¿blasfema? El misterio es éste. Tantas veces yo he escuchado a personas que están viviendo situaciones difíciles, dolorosas, que han perdido tanto o se sienten solas y abandonadas y vienen a lamentarse y hacen estas preguntas: ¿Por qué? ¿Por qué? Se rebelan contra Dios. Y yo digo: ‘Sigue rezando así, porque también ésta es una oración’. Era una oración cuando Jesús dijo a su Padre: ‘¡Por qué me has abandonado!’”.

 

 “Y tanta gente, tanta hoy, está en la situación de Job. Tanta gente buena, como Job, no entiende lo que le ha sucedido, porqué es así. Tantos hermanos y hermanas que no tienen esperanza. Pensemos en las tragedias, en las grandes tragedias, por ejemplo estos hermanos nuestros que por ser cristianos son echados de sus casas y pierden todo: ‘Pero, Señor, yo he creído en ti. ¿Por qué? ¿Creer en Ti es una maldición, Señor?’”.

 

 “Tantas veces pasamos por esta situación, vivimos esta situación. Y tanta gente que cree que terminará en la nada. Y ella, Santa Teresa, rezaba y pedía fuerza para ir adelante, en la oscuridad. Esto se llama entrar en paciencia. Nuestra vida es demasiado fácil, nuestros lamentos son lamentos teatrales. Ante éstos, ante estos lamentos de tanta gente, de tantos hermanos y hermanas que están en la oscuridad, que prácticamente han perdido la memoria, la esperanza – que viven ese exilio de sí mismos, son exiliados, también de sí mismos – ¡nada! Y Jesús ha hecho este camino: de la noche al Monte de los Olivos hasta la última palabra de la Cruz: ‘Padre, ¡por qué me has abandonado!’”.
 
 

Fuente: romereports.com

Salir de la versión móvil