Primeros Cristianos

Francisco en Santa Marta: No se puede idolatrar el propio pensamiento

374fef18d9a564adff2f3808d7fd487b.jpg

En su homilía en Casa Santa Marta el Papa explicó que aquellos que tienen el corazón y la mente cerrados no pueden acoger la Palabra de Dios.

Francisco en Santa Marta: No se puede idolatrar el propio pensamiento

En suhomilía en Casa Santa Marta el Papa explicó que aquellos que tienen el corazón y la mente cerrados no pueden acoger la Palabra de Dios.

Francisco

“No hay posibilidad de diálogo, no hay posibilidad de abrirse a las novedades que Dios trae con los profetas. Esta gente ha matado a los profetas; cierran la puerta a la promesa de Dios. Y cuando en la historia de la humanidad se produce este fenómeno del pensamiento único, cuántas desgracias”.

Francisco dijo que esta actitud mata la libertad de los pueblos y de las conciencias y añadió que es necesario “vigilar y rezar” para tener el corazón siempre abierto a “la promesa, la alegría y la alianza” de Dios.

{source}{/source}

Extracto de la homilía del Papa

(Fuente: Radio Vaticana)

“Es un pensamiento cerrado que no está abierto al diálogo, a la posibilidad de que exista otra cosa, a la posibilidad de que Dios nos hable, que nos diga cómo es su camino, como hizo con los profetas. Esta gente no había escuchado a los profetas y no escuchaba a Jesús. Es algo más que ser simplemente cabeza dura. No, es algo más: es la idolatría del propio pensamiento. ‘Yo pienso así, esto debe ser así y nada más’. Esta gente tenía un pensamiento único y quería imponer este pensamiento al pueblo de Dios, por esto Jesús les llama la atención: ‘Ustedes cargan sobre las espaldas del pueblo tantos mandamientos y ustedes no los tocan ni con un dedo’”.

“No hay posibilidad de diálogo, no hay posibilidad de abrirse a las novedades que Dios trae con los profetas. Esta gente ha matado a los profetas; cierran la puerta a la promesa de Dios. Y cuando en la historia de la humanidad se produce este fenómeno del pensamiento único, cuántas desgracias. En el siglo pasado hemos visto todos nosotros las dictaduras del pensamiento único, que terminó por matar a tanta gente, pero en el momento en el que ellos se sentían patrones no se podía pensar de otra manera. Se piensa así”.

“Hoy se debe pensar así y si tú no piensas así no eres moderno, no eres abierto o peor. Tantas veces dicen algunos gobernantes: ‘Pero, yo pido una ayuda, una ayuda financiera para esto’, ‘pero si tú quieres esta ayuda, debes pensar así y debes cumplir esta ley, y esta otra, y esta otra…’. También hoy está la dictadura del pensamiento único y esta dictadura es la misma de aquella gente: toma las piedras para lapidar la libertad de los pueblos, la libertad de la gente, la libertad de las conciencias, la relación de la gente con Dios. Y hoy Jesús es crucificado otra vez”.

Romereports.com

Salir de la versión móvil