Primeros Cristianos

Francisco: Fijad el corazón en Dios y que no dé vueltas como una mariposa

2be14c7bf5e582e3d07cf6fdbe198e16.jpg
El Papa Francisco explicó en su homilía en Casa Santa Marta cómo debe afrontar un cristiano los retos y problemas de cada día. Para el Papa, lo importante es que su corazón esté siempre “fijo en el Espíritu”.

Francisco: Fijad el corazón en Dios y que no dé vueltas como una mariposa

El Papa Francisco explicó en su homilía en Casa Santa Marta cómo debe afrontar un cristiano los retos y problemas de cada día. Parael Papa, lo importante es que su corazón esté siempre “fijo en el Espíritu”.

 
FRANCISCO
“¿Cómo es mi corazón? ¿Es un corazón que parece un bailarín, que va de aquí para allá, que parece una mariposa, a la que hoy le gusta esto…, que siempre está moviéndose? ¿Es un corazón que se asusta con las cosas de la vida, que se esconde y tiene miedo de dar testimonio de Jesucristo?”
 
Francisco añadió que la firmeza viene del Espíritu Santo, que da “consejo y fortaleza” y que siempre ayuda a los cristianos a seguir adelante.
 
 
EXTRACTO DE LA HOMILÍA DEL PAPA
(Fuente: Radio Vaticana)
 
«Nosotros tenemos tantas vivencias, estamos entre tantas vivencias que nos mueven de un lado a otro… Pero hemos pedido la gracia de tener el corazón firme, como lo tenía Pablo, que, para no lamentarse de esa persecución fue a buscar a otra ciudad; a empezar a predicar allí; a curar a un enfermo, darse cuenta de que ese hombre tenía la fe suficiente para ser curado. Luego, calmar a esa gente entusiasmada que quería ofrecer un sacrificio. Proclamar que hay un solo Dios con el lenguaje cultural de ellos. Una cosa detrás de otra. Y esto sólo viene de un corazón firme».
 
«Con este ejemplo, nos podemos preguntar hoy ¿cómo es mi corazón? ¿es un corazón que parece un bailarín, que va de aquí para allá, que parece una mariposa… que hoy le gusta eso.. y va para allá? ¿que está siempre en movimiento? ¿Es un corazón que se asusta de los acontecimientos de la vida? Y ¿que se esconde y tiene miedo de dar testimonio de Jesucristo? ¿Es un corazón valiente? O ¿es corazón que tiene tanto miedo y trata siempre de esconderse? ¿A qué cosa le presta atención nuestro corazón? ¿Cuál es el tesoro al cual está apegado nuestro corazón? ¿Es un corazón firme en las criaturas, en los problemas que todos tenemos? ¿Es un corazón firme en los dioses de cada día? O ¿es un corazón firme en el Espíritu Santo?».
 
«¿Me dejo llevar por las vivencias o voy hacia esos acontecimientos con el corazón firme, que sabe dónde está? Y el único que da firmeza a nuestro corazón es el Espíritu Santo. Nos hará bien pensar que nosotros tenemos un hermoso don que nos ha dejado Jesús: este Espíritu de fortaleza, de consejo, que nos ayuda a ir hacia adelante, en medio de los acontecimientos de cada día. Hagamos este ejercicio hoy de preguntarnos cómo es nuestro corazón ¿es firme o no? Y si es firme ¿dónde está firme, en las cosas o en el Espíritu Santo?»
 
 
Salir de la versión móvil