Colores apocalípticos en Jerusalén mientras un fuego arde a unos veinte kilómetros de la ciudad. (foto Olivier Fitoussi / Flash90)

 

Un incendio masivo estalló el 15 de agosto en las colinas cercanas a Jerusalén, quemó cientos de hectáreas de bosques y obligó a 10.000 personas a evacuar temporalmente las seis aldeas.

 

Una atmósfera apocalíptica rodea a Jerusalén desde el 15 de agosto. Cuando terminaba la fiesta de la Asunción, el cielo se oscureció de repente. Enmascarado por una espesa nube de humo, el sol se ha convertido en un punto brillante cuyos rayos luchan por filtrarse. A las 5 de la tarde el brillo era el de los atardeceres más bellos. Un breve pasaje desde el Monte de los Olivos, que domina Jerusalén, insinuó que se produjo un violento incendio a unos veinte kilómetros al oeste de la ciudad.

Cinco brotes seguían activos el lunes 16 de agosto, mientras que los bomberos aún no habían logrado apagar las llamas de lo que ya consideran uno de los incendios más grandes en el área de Jerusalén en los últimos años. Casi 1.700 hectáreas de bosque se convirtieron en humo, casi cuatro veces más que los incendios anteriores en la región, según el comunicado de los bomberos. Impulsado por la aridez y el viento, el fuego obligó a la evacuación de unos 10.000 habitantes de seis centros al oeste de Jerusalén -Beit Meir, Ksalon, Ramat Raziel, Shoresh, Sho’eva y Givat Ye’arim-, personas que el lunes regresaron. a sus hogares.

 

Un incendio en Jerusalén desde el 15 de agosto obliga a evacuar 10.000 personas 1
Bomberos y ciudadanos intentan apagar el fuego cerca de Beit Meir, cerca de Jerusalén, el 15 de agosto de 2021 (foto Yonatan Sindel / Flash90)

Casi no se produce un incendio por causas naturales

“Las causas del incendio son 100 por ciento atribuibles al hombre, pero aún no sabemos si el gesto fue malintencionado o accidental”, dijo Dedi Simhi, portavoz del cuerpo de bomberos, precisando que se abrirá una investigación cuando se produzca el incendio. apagar. Alon Mazar, portavoz de la Autoridad Nacional de Bomberos y Rescate, citado por el diario Haaretz , explicó que menos del 1 por ciento de los incendios forestales tienen causas naturales.

En la semana previa al 15 de agosto, cuando hubo grandes incendios en Grecia y Turquía, los servicios israelíes prohibieron las barbacoas o el encendido de hogueras, porque en la mayor parte del país ya existía un “riesgo extremo de incendio”. La principal causa es la sequía, que se intensifica año tras año en la región.

Aunque la sequedad por sí sola no provoca una combustión (siempre se necesita una chispa), cuando la vegetación está particularmente seca por el calor, los incendios que arden son más violentos. El mes de julio de 2021 se clasificó como el peor en incendios a nivel mundial, desde que comenzaron los estudios con satélites en 2003.

Los incendios de bosques y pastizales liberaron 343 megatoneladas de CO 2 , aproximadamente una quinta parte más que el récord anterior en julio de 2014, según estimaciones del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera Copernicus de la Unión Europea. Más de la mitad de estas emisiones provienen de América del Norte y Siberia, pero la temporada de incendios acaba de comenzar en el Mediterráneo.

 

Un incendio en Jerusalén desde el 15 de agosto obliga a evacuar 10.000 personas 2
Las nubes de humo negro que se han acumulado sobre los tejados de Jerusalén. (foto Beatrice Guarrera)

Zonas en riesgo

En Israel, las áreas de mayor riesgo están bien identificadas por la Autoridad de Bomberos y Rescate: “Las áreas del interior de las ciudades y pueblos – explica Shay Levy al periódico Haaretz , tomando como ejemplo el incendio de Haifa en 2016 -“. La razón es contradictoria: es la presencia de verde. La gente quiere sentirse como si viviera en un bosque. El verde puede mitigar el cambio climático y lo necesitamos, pero hay que tener en cuenta que es el combustible de los incendios y debe manejarse adecuadamente ”, dijo el jefe de bomberos.

El incendio de este domingo es el segundo que estalla en diez días en el área de Jerusalén. Ya el año pasado se produjo un incendio en el Monte Tabor, al igual que en 2019.

 

Terrasancta.net