Primeros Cristianos

La ciudad de Magdala – Tierra Santa

b6f5cdd07f1a2d0d7e83dfb5ca861277.jpg

Después de la resurrección los discípulos se fueron a Galilea pues el Señor así se lo indicó. Alrededor del lago de Tiberiades tuvieron lugar algunos encuentros de Jesús resucitado con los apóstoles.

Nuevos descubrimientos sobre lo que se cree que es la ciudad más importante de toda Galilea

Magdala es probablemente la ciudad de María Magdalena

Después de la resurrección los discípulos se fueron a Galilea pues el Señor así se lo indicó. Alrededor del lago de Tiberiades tuvieron lugar algunos encuentros de Jesús resucitado con los apóstoles.

Se ha descubierto el lugar donde se encontraba la ciudad de Magdala, de la que era originaría María Magdalena. Allí se han hecho recientemente importantes halladgos arqueológicos. Hoy en día se sigue exavando y encontrando muchos restos arqueológicos importantes en la que ya se afirma que era la ciudad más importante de Galilea en la época del Señor.

El arqueólogo que dirige dichas excavaciones desde el año 1996 es Fr. Stefano de Luca, franciscano de la Custodia de Tierra Santa. Los hallazgos más importantes son de época asmonea y herodiana. Se han encontrado gran cantidad de monedas y abundantísima cerámica de una excelente calidad. También otros objetos menos comunes como utensilios de madera (platos, elementos decorativos). La datación en casi todos los casos es bastante segura. El trazado de la ciudad es de la época asmonea. La parte excavada parece pertenecer un área pública vinculada al puerto.

Se ha descubierto el cardo de la ciudad, la que era calle principal. Se encuentra al oeste de la parte excavada. Tiene seis metros de ancho y aceras a ambos lados. Las monedas y la cerámica encontradas indican que es de la época asmonea y que seguía en uso en la época herodiana. De Luca piensa que podría ser un ramal urbano de la Via Maris, pero aún falta una confirmación que podría venir de una piedra miliaria encontrada un poco más adelante, ahora en una colección privada.

En el lado oeste de la calle, el más alejado del puerto, se pueden apreciar umbrales de edificios aún sin excavar. Sería interesante saber si alguno de ellos puede ser identificado con un edificio doméstico, aunque lo más probable es que sean “tabernae” en las que se ofrecían diversos tipos de bienes, entre ellos seguramente comida. Es razonable pensar que se trata del cardo de la ciudad porque en la parte norte se ha encontrado una calle menor, es decir un decumano. A la altura de esta calle menor se encuentra un edificio que parece pertenecer a los baños. Ha invadido en parte la calle principal. Esto seguramente hizo más difícil el tránsito por ella. Quien hizo tal cosa-parece que el edificio era de época herodiana- debía tener mucha influencia en la ciudad.

También está la plaza de la ciudad. Entre el cardo y el puerto se encuentra una especie de plaza, que recuerda mucho los caravanserai de época mameluca. Esta vinculación entre puerto y plaza es común por ejemplo en Acre, donde cada grupo de comerciantes tenía su propio puerto vinculado a un amplio complejo, donde podían descansar y almacenar sus mercancías con seguridad. En parte este de la ciudad se encuentra el puerto, en la oeste el cardo y en la parte norte los baños. Da la impresión de que todos estos elementos están relacionados entre sí.

Con respecto a los baños, lo que en un principio se pensó que era una pequeña sinagoga ha resultado ser parte de un amplio sistema de baños que contiene nada menos que seis piscinas y un complejo sistema hidráulico. En la parte norte del complejo de las piscinas hay un enorme edificio que parece haber tenido también dos fases de construcción. Este edificio es el que invade la calle principal. Al principio fue identificado como una villa urbana, pero la cerámica y demás restos no corroboran esta suposición. Parece, más bien, un edificio anejo a los baños, pues en él se han encontrado utensilios para arreglarse las mujeres.

En relación con los baños, es importante tener en cuenta que en su entrada se encontraba el famoso mosaico de Magdala, cuyos símbolos e inscripción pueden ser estudiados ahora en un nuevo contexto. El mosaico incluía también la expresión apotropáica “KAICY” cuyo objeto es evitar el mal de ojo provocado por la envidia. Puede pensarse que quienes entraban en estos baños estaban relacionados con la pesca y con del transporte de mercancías por barco, y puede suponerse también que se trataba de una empresa próspera que despertaba la envidia (el mal de ojo estaba provocado por la envidia).

Al ser esta una ciudad tan importante de Galilea, seguro que Jesús la visitaría en varias ocasiones. En cualquier caso para conocer datos de la época del Señor tienen enorme interés los descubrimientos arqueológicos que se están realizando actualmente.

+ info:  excavaciones en la ciudad de Magdala

unsacerdoteentierrasanta.blogspot.com.es

Salir de la versión móvil