Primeros Cristianos

#Lesbos – El Papa a los refugiados:«Quiero decirles que no están solos»

Durante el vuelo hacia las Isla de Lesbos, símbolo del drama de la emigración en Europa, el Papa ha recordado que es el viaje más triste que ha hecho

Papa en Lesbos: El viaje más triste que he hecho

 «He venido para llamar la atención del mundo»

Durante el vuelo hacia las Isla de Lesbos, símbolo del drama de la emigración en Europa, el Papa ha recordado que es el viaje más triste que ha hecho.

 

FRANCISCO
“Es un viaje triste. Vamos a ver la catástrofe humanitaria más grande tras la II Guerra Mundial”.  
 
La situación de los refugiados en esta frontera europea es dramática. Escapan de la guerra pero los gobiernos no quieren ayudarlos y los están expulsando. 
 
Al pie de la escalerilla le recibió el primer ministro griego Alexis Tsipras. El Papa le dio las gracias por la generosidad de Grecia con los refugiados. 
 
También le esperaban el Patriarca de Constantinopla y el arzobispo de Atenas y de toda la Grecia. Con ellos el Papa viajó en un minibús al campo de refugiados de Moria, un lugar al que llegan los emigrantes y del que no pueden salir libremente. El campo acoge a unas 2500 personas que están esperando respuesta a su solicitud de ser refugiados. 
 
Durante más de una hora el Papa ha escuchado sus historias, el drama que les ha traído hasta aquí. 
Francisco también ha secado sus lágrimas. 
 
Primero ha saludado a los huérfanos, chicos de entre 8 y 16 años que han dejado atrás absolutamente todo
 
Luego el Papa y el Patriarca de Constantinopla han saludado a muchas familias. El Papa ha elogiado la humanidad del Patriarca ortodoxo, que daba caramelos a los niños. 
 
Muchos se limitaban a decir el país de procedencia: Pakistán, Afghanistán, Irán, Irak y sobre todo Siria. La mayoría eran musulmanes, pero también yazidíes y cristianos. 
 
Este hombre le mostró sus heridas de guerra, y le presentó a su bebé. Nació hace 15 días en las costas de la Turquía. 
 
Estos le cuentan que vienen de una ciudad siria tomada por el Isis. Les preocupa la suerte de sus parientes. Ellos se quedaron aquí. 
 
Esta familia de Irak le pidió ayuda porque su hija tiene un cáncer de piel y necesitan urgentemente un médico. 
 
Fue una visita cargada de emoción. 
 
“Padre, bendíceme, por favor, porque soy cristiano. Aleluya, aleluya, aleluya. Jesús gracias, gracias Dios mío”. 
 
FRANCISCO
“Decidme qué puedo hacer e intentaré hacerlo”. 
 
FRANCISCO
“Esperamos que el mundo mire estas situaciones trágicas y desesparadas de necesidad, y responda de un modo digno de nuestra común humanidad”.
 
Los tres líderes cristianos firmaron una declaración conjunta en la que piden a los gobiernos que pongan “todos los medios para asegurar que las personas y comunidades, incluidos los cristianos, permanezcan en su patria y gocen del derecho fundamental de vivir en paz y seguridad”.
 
Después, los refugiados invitaron al Papa y a los otros líderes religiosos a almorzar, y por supuesto, ellos aceptaron la invitación.
Salir de la versión móvil