Primeros Cristianos

“Nos sentimos la sal de la tierra” – Alepo, el Vicario apostólico

b567dae5cb7e9adbc0464bd4a5df766b.jpg

Alepo, Siria. Una ciudad reducida lentamente a la red del Isis. Una verdadera periferia del mundo aparentemente olvidada por Dios. Aparentemente porque, a pesar de todo, la presencia de Dios está más viva que nunca.

Entrevista a George Abou Khazen sobre la fe de los cristianos en Siria

Alepo, Siria. Una ciudad reducida lentamente a la red del Isis. Una verdadera periferia del mundo aparentemente olvidada por Dios. Aparentemente porque, a pesar de todo, la presencia de Dios está más viva que nunca.

Lo demuestran las palabras del vicario apostólico de la ciudad, George Abou Khazen, que visita estos días el Meeting de Rimini. Después de haber servido a la Custodia enEgipto, en Tierra Santa y en Líbano, desde 2004 el padre George está en Siria, párroco de San Francisco de Alepo, guardián del Convento franciscano y desde noviembre, nominado por el papa Francisco, vicario delegado para el norte.

Padre George, ¿cuál es la situación actual de los cristianos en Siria?

“Responder con números es difícil. Son muchos los cristianos que han dejado el país. Los que permanecen son los pobres que no han tenido las posibilidades económicas para escapar. Los pueblos tomados por las milicias islámicas son muchísimos. En los medios de comunicación se ha dado un amplio espacio al caso de Maaloula pero situaciones similes ha habido antes y después. En el noreste de Siria algunas comunidades han sido canceladas para siempre. En Alepo no va mucho mejor. En los barrios del centro la situación está todavía bajo control pero las personas viven continuamente bajo la presión y el terror. Un progreso que asusta”.

En el título del Meeting se afirma que “el destino no ha dejado solo al hombre”. La población cristiana de Siria tendría todo el derecho, sin embargo, humanamente, de sentirse abandonada por Dios. ¿Lo está realmente?

“No, en la manera más absoluta. Lo que es extraordinario es la fe de estas personas. Hablando con ellas me dicen siempre que se sienten “hijos de los mártires”. Las circunstancias adversas están consintiendo al pueblo cristiano hacer un recorrido concreto para descubrir cuál es su papel: los cristianos de Siria se sienten la sal de la tierra. Por la noche las calles son oscuras, fantasmales. A pesar de eso, tenemos cientos de jóvenes, chicos y chicas, que continuan reuniéndose para organizar actividades de ayuda a la población. Una ayuda gratuita e independiente de la religión a la que pertenecen. Pero si por una parte tenemos que reconocer el mérito del pueblo sirio, por otra es necesario elogiar el papel de la Iglesia. A pesar de todo, ninguna obra religiosa ha decidido hacer las maletas y marcharse. Esto, para la población, es un mensaje de esperanza”. 

Viendo como avanza el Isis parece difícil imaginar un diálogo con el Islam. ¿Es verdaderamente posible?

“El Islam sirio es muy moderado. Los cristianos y musulmanos han convivido pacíficamente. No es una utopía, es la realidad. Nuestra esperanza es que prevalga la línea de los musulmanes de Siria. A menudo se oye decir que el Islam moderano no existe. Y sin embargo, lo que yo he visto en Siria, me hace pensar lo contrario. El pasado mes de septiembre los rebeldes mataron al hijo del Gran Mufti (el más alto oficial de la ley religiosa islámica sunita o ibaita de un país musulmán). Al funeral público Sheikh Ahmad Bareddin Hassoun llegó a perdonar a los asesinos. Es más, dijo que rezaría para que su mujer pudiese llegar a decir lo mismo. Ve, el perdón es un gesto típicamente cristiano. Los verdaderos musulmanes de Siria son así”.

Estados Unidos en estos momentos está estudiando una intervención militar. ¿Está de acuerdo con esta política?

“Los cristianos en Siria están perseguidos desde hace tiempo. El avance del Isis no es algo de las últimas semanas. ¿Se dan cuenta ahora? Sobre este tema me siento perfectamente en línea con lo que ha expresado el papa Francisco. Si queremos de verdad parar el avance no debemos pensar que la única solución es una intervención armada. El fenómeno Isis con su radicalismo no tiene sus raíces en Irak. La situación es más complicada desde el momento que está involucrada Arabia Saudí. Es necesario actuar políticamente a partir del aspecto económico yde la financiación del Isis”. 

¿Qué es lo que le empuja a permanecer en Siria a pesar del empeoramiento de la situación? ¿Qué le mantiene?

“La misión de la Iglesia y de cada cristiano es estar cerca de quien sufre. Si el pastor escapa ¿qué ocurre con su rebaño? Rezad para que no nos falte nunca el apoyo de Dios”.

@danielebanfi83

Salir de la versión móvil