Primeros Cristianos

Obispo iraquí: ISIS está inculcando el fanatismo a toda una generación de niños

El norte de Irak se ha convertido en el refugio de cristianos, musulmanes y minorías perseguidas por el Estado Islámico.

El norte de Irak se ha convertido en el refugio de cristianos, musulmanes y minorías perseguidas por el Estado Islámico.

El Kurdistán iraquí, una zona fuertemente castigada en tiempos de Saddam Hussein, es hoy prácticamente el único territorio estable que funciona económica y administrativamente en un país que sigue invadido por el Estado Islámico.

 
Monseñor Rabban al-Qas es obispo caldeo de Ahmadiya y Zakho. Cree que eliminar militarmente al ISIS no es suficiente.
 
MONS. RABBAN AL-QAS
Obispo iraquí
“En Mosul, Irak, o en Siria el ISIS ha preparado el futuro. Han inculcado su ideología a toda una generación, desde los niños más pequeños. Les han educado en un nuevo fanatismo. Si hoy se elimina a ISIS vendrán otros después”.
 
Recibió en su diócesis a unos 80.000 refugiados, casi el mismo número de personas que vivía en ese territorio. La mayoría procedían de lugares como Mosul, una ciudad de unos 3 millones de habitantes sometida a los radicales. 
 
MONS. RABBAN AL-QAS
Obispo iraquí
“Cuando estas personas llegaron pensaban que volverían en 2 o 3 meses pero ahora ya aceptan la situación con algo más de esperanza. Muchos quieren irse fuera a Turquía, Líbano o Jordania para viajar a América, Australia y otros países donde tienen familia. Los cristianos se están yendo porque sienten que han perdido sus iglesias, sus casas y su historia”.
 
Mientras que en Siria se está expulsando poco a poco al Estado Islámico de muchas zonas, en Irak el avance contra el califato se ha detenido. Una posible solución para Irak sería la creación de Kurdistán como un estado independiente. Este obispo pide, sobre todo, un estado aconfesional que no discrimine a cristianos o minorías.
 
MONS. RABBAN AL-QAS
Obispo iraquí
“Hay una constitución basada en la sharia, en la ley del islam, no en principios civiles. No debe basarse en la religión ni la ideología ni decir que unos están por encima de otros. No podemos vivir con un gobierno que sigue la sharia, la ley del Islam porque según eso, los cristianos somos de segunda clase”. 
 
Pide, como dice el Papa, que se abran las puertas para los refugiados y espera que algún día Francisco pueda visitar un Irak en paz, la tierra que evangelizó el apóstol Tomás en el siglo I después de Cristo.

 

Rome Reports

Salir de la versión móvil