Primeros Cristianos

«La sociedad necesita una fuerte inyección de espíritu familiar» Papa en audiencia

d764eb733052f038cbac27482c3b028c.jpg

Más de 50.000 personas participaron en la audiencia.

Francisco quiso incidir en algunos de los desafíos para las familias.

Más de 50.000 personas participaron en la audiencia

 

Como cada miércoles, el Papa recorrió durante unos minutos la plaza de San Pedro mientras saludaba y bendecía a los peregrinos. Más de 50.000 personas participaron en la audiencia pese a que el cielo amenazaba lluvia.
 
En el marco del Sínodo sobre la Familia que se está desarrollando en Roma, Francisco quiso incidir en algunos de los desafíos para las familias. Habló de los modelos económicos que no las apoyan o dificultan su desarrollo.
 

PAPA FRANCISCO

“No se concede a la familia su debido peso, ni el reconocimiento ni el apoyo de las organizaciones políticas o económicas de la sociedad contemporánea”.
 
Explicó que estos modelos económicos y sociales conducen a relaciones humanas áridas e impersonales. Por eso, dijo que es necesaria una fuerte inyección de espíritu familiar en la sociedad. 
 
Recordó que la familia es la que se ocupa de los más vulnerables. También es el lugar donde los hijos aprenden los valores indispensables de la vida.
 

PAPA FRANCISCO

“La familia suscita la necesidad de lazos de lealtad, honestidad, confianza, cooperación y respeto. Anima a diseñar un mundo habitable y a creer en relaciones de confianza, incluso en condiciones difíciles”.

 
La asamblea de obispos lleva tres días profundizando en los desafíos para la familia y en cómo la Iglesia puede ayudarlas con soluciones pastorales adecuadas. Sobre la familia, Francisco hizo alusión a la invitación de Jesús a San Pedro para convertirse en pescador de hombres y a echar las redes. La red de la Iglesia, dijo el Papa, es la familia.
 

PAPA FRANCISCO

“No es una red que haga prisioneros. Al contrario. Libera de las aguas procelosas del abandono y la indiferencia que ahogan a muchos seres humanos en el mar de la soledad y la indiferencia”.
 
El Sínodo terminará el día 25 de octubre. Cuenta con participantes de todo el mundo que se reúnen en sesiones diarias. Por eso, al final de la audiencia general, el Papa pidió a los cristianos que recen por esta asamblea de obispos y expertos.
 
Rome Reports
Salir de la versión móvil