Primeros Cristianos

Papa recuerda en la Misa de Santa Marta a los cristianos asesinados por el ISIS

Habló de la capacidad que tiene el hombre de hacer el mal y denunció el tráfico de armas.

 

En su homilía de Casa Santa Marta, el Papa recordó especialmente a los 21 cristianos coptos decapitados por el Estado Islámico en Libia.

Habló de la capacidad que tiene el hombre de hacer el mal y denunció el tráfico de armas.

 

 

FRANCISCO

“¿Pero por qué somos así? ¿Porque tenemos esta posibilidad de destrucción? Este es el problema. Después, en las guerras, en el tráfico de armas… ‘Pero, ¡somos emprendedores! Sí, ¿de qué? De muerte. Y hay países que venden las armas para esto. A estos que están en guerra con estos para que así continúe la guerra”.

Explicó que todas las personas pueden hacer el bien y el mal y que esto depende del lado que alimenten. Dijo que existe esa capacidad en todos pero se puede evitar caer en la maldad con la oración.

RESUMEN DE LA HOMILÍA DEL PAPA

“¡Pero padre, no sea tan negativo!, dirá alguien. Pero ésta es la verdad. Somos capaces de destruir también la fraternidad: Caín y Abel en las primeras páginas de la Biblia. Destruir la fraternidad. Es el comienzo de las guerras, ¿no? Los celos, las envidias, tanta a avidez de poder, de tener más poder. Sí, esto parece negativo pero es realista. Tomen un diario, cualquiera: de izquierda, del centro, de derecha…cualquiera. Y verán que más del 90% de las noticias son de destrucción. Más del 90%. Y esto lo vemos todos los días”.

“¿Pero por qué somos así? Porque tenemos esta posibilidad de destrucción, éste es el problema. Luego, en las guerras, en el tráfico de armas…‘pero ¡somos comerciantes!’  Sí, ¿de qué? ¿De muerte? Y están los países que venden las armas a éste, que está en guerra con éste y las venden también a éste, para que así continúe la guerra. Capacidad de destrucción. Y esto noviene del vecino ¡viene de nosotros! ‘Cada íntima intención del corazón no era otra cosa que mal’. Nosotros tenemos esta semilla adentro, esta posibilidad. ¡Pero tenemos también al Espíritu Santo que nos salva, eh! Pero debemos elegir, en las pequeñas cosas”.

“Y tenemos la fuerza, nos recuerda Jesús. Acuérdense. Y hoy nos dice: ‘Acuérdense. Acuérdense de Mí, que he donado mi sangre por ustedes; acuérdense de Mí que los he salvado, los he salvado a todos; acuérdense de Mí que tengo la fuerza para acompañarlos en el camino de la vida, no por el camino de la maldad sino por el camino de la bondad, del hacer el bien a los otros; no por el camino de la destrucción, sino por el camino del construir; construir una familia, construir una ciudad, construir una cultura, construir una patria, siempre más”.

http://www.romereports.com/homepage

Salir de la versión móvil