Primeros Cristianos

Primera Misa del Papa en Filipinas: La desigualdad social contradice a Cristo

a3739cbc06981f8355a0a5ceffcb4f16.jpg

El Papa celebró la primera Misa del viaje a Filipinas en la catedral de Manila en compañía de los obispos, seminaristas y religiosos y religiosas del país.

 

Tomando como referencia el Evangelio en el que Jesús pregunta a Pedro si le ama, se produjo una simpática confusión.

El Papa celebró la primera Misa del viaje a Filipinas en la catedral de Manila en compañía de los obispos, seminaristas y religiosos y religiosas del país.

 

 

FRANCISCO

“”¿Me amas?””

“Sí”.

“¡Muchas gracias!”

Después de hacer gala de su buen humor, Francisco centró su homilía en los pobres. Subrayó que Filipinas sufre importantes desigualdades sociales.

FRANCISCO

“La Iglesia está llamada a reconocer y combatir las causas de la desigualdad y la injusticia profundamente arraigada, que deforman el rostro de la sociedad filipina, contradiciendo claramente las enseñanzas de Cristo”.

Pidió a los religiosos que sean “embajadores de Cristo” sirviendo a los demás. Les dijo que no se dejen tentar por el materialismo y que se hagan pobres para llegar a los más pobres. Denunció la exclusión social en Filipinas.

FRANCISCO

“Veremos las cosas desde una perspectiva nueva y así responderemos con con honestidad e integridad al desafío de anunciar la radicalidad del Evangelio en una sociedad acostumbrada a la exclusión social, a la polarización y a la inequidad escandalosa”.

Dirigió un mensaje a los sacerdotes, seminaristas y religiosos más jóvenes. Les pidió que acompañen especialmente a los jóvenes y a los que están desanimados por tanta pobreza y corrupción.

FRANCISCO

“Que estéis cerca de los jóvenes que pueden estar confundidos y desanimados, pero siguen viendo a la Iglesia como compañera en el camino y una fuente de esperanza. Estar cerca de aquellos que, viviendo en medio de una sociedad abrumada por la pobreza y la corrupción, están abatidos, tentados de darse por vencidos, de abandonar los estudios y vivir en las calles”.

El Papa insistió en que es necesario hablar de la belleza del mensaje cristiano en un tiempo en que la sociedad está tentada por una visión confusa de la sexualidad, el matrimonio y la familia.

Antes de acabar la Misa, el arzobispo de Manila, el cardenal Luis Antonio Tagle, agradeció al Papa su visita al país.

CARD. LUIS ANTONIO TAGLE

Arzobispo de Manila (Filipinas)

“Has traído fuego pero no para destruir, sino para purificar. Has traído un terremoto pero no para aniquilar sino para despertar. Has traído armas pero no para matar sino para darnos valor. Eres Pedro, la roca sobre la que Cristo edifica la Iglesia”.

Unas dos mil personas acudieron a la Misa en la catedral. Sin embargo, la imagen más impresionante fue esta, la de miles de católicos que esperaron fuera con entusiasmo a Francisco.

http://www.romereports.com/homepage

Salir de la versión móvil