Benedicto XVI habla sobre Santo Tomás de Aquino

La Iglesia celebra su fiesta el 28 de Enero

Hijo de una noble familia napolitana, nació en 1225. Ingresó en la orden dominicana, a pesar de la oposición familiar, destacando enseguida por sus dotes intelectuales y su sencillez. Profesor de renombre en París, Roma y Nápoles. Murió en 1274, en plena madurez de su producción científica. Su amplio y profundo magisterio teológico y filosófico ha recibido continuas alabanzas y recomendaciones de los Papas, como punto de referencia seguro para la enseñanza de la fe y la investigación teológica. Por ellos se le denomina el Doctor común y el Doctor angélico.

El 28 de enero la Iglesia católica recuerda a Santo Tomás de Aquino. Este santo italiano fue sacerdote dominico y es mundialmente reconocido comouna de las figuras más importantes de la Teología cristiana. También son muy conocidas sus ideas sobre Ética, Teoría política y Derechos Humanos.

 

 

Benedicto XVI
“La convicción de Santo Tomás de que somos naturalmente capaces de conocer principios de la ley moral natural, sigue siendo actual y que esa ley enraizada en la verdad de la naturaleza del hombre, es la base del respeto a la dignidad humana y de los derechos humanos”.

Es considerado un modelo de profesores de futuros sacerdotes y es el patrón de las escuelas y universidades católicas.

Santo Tomás nunca terminó su obra más famosa, la “Summa Teologica”, pero ésta es muy utilizada por los teólogos por sus ideas sobre la naturaleza de Dios y de que Dios no es evidente ni improbable.

Benedicto XVI
“Santo Tomás insistía en la armonía entre la fe y la razón, que respeta la autonomía y la complementaridad de estas dos formas de conocimiento que tienen su origen último en Dios”.

Muchos consideran que su principal contribución son sus escritos. Su concepto de unidad y armonía es uno de los mensajes que Benedicto XVI ha recordado en varias ocasiones dirigiéndose a todos los cristianos.

Santo Tomás de Aquino murió en 1274 y fue canonizado por Juan XXII en 1323, menos de 50 años después de su muerte.

(romereports)