Primeros Cristianos

¿Sabías que fue en Siria, donde los seguidores de Cristo se denominaron cristianos por primera vez?

En Siria, los seguidores de Cristo se denominaron cristianos por primera vez

Entre el siglo primero y el siglo sexto, es decir antes de la llegada del Islam, la zona de la actual Siria, Turquía y partes de Mesopotamia se conocía como Antioquia. Bautizada por San Pablo apóstol, fue uno de los primeros y más importantes patriarcados cristianos del mundo. En Siria, los seguidores de Cristo se denominaron cristianos por primera vez.

Esta zona conoció la cultura aramea y sus pueblos hablaban la lengua aramea que también hablaba Cristo. Más tarde esta lengua evolucionó en un dialecto llamado el siriaco y llegó a ser la lengua oficial de varias iglesias orientales, trasmitiendo la cultura siriaca a través de Asia, alcanzando la India e incluso la zona oriental de China.

Los pueblos de estas zonas hablaban en siriaco, escribían en griego y más tarde, según varios historiadores, usaban el árabe como una de las lenguas del comercio solamente a un nivel oral. Con la llegada del Islam, todos los países conquistados empezaron a usar el árabe como lengua oficial, aunque en los primeros siglos del Islam, los asuntos administrativos del Califato seguían tendiendo textos en griego y arameo. El árabe reemplazó al siríaco como lengua de cultura en la zona a partir del siglo VIII.

Los cristianos de estas regiones, que actualmente hablan el árabe como lengua materna, se pueden considerar como arabo-hablantes y no como árabes, porque no son árabes de descendencia, sino arameos. Aunque es muy difícil saber después de tantos siglos quien es de raza pura que sea árabe o aramea, pero las familias han podido conservar su historia e orígenes a través de un árbol genealógico contado de generación en generación.

Hoy día la lengua siriaca se usa dentro del mundo árabe en algunas iglesias orientales principalmente en Siria, Líbano e Irak y en unos pueblos como Maaloula en Siria. La mayoría de los cristianos de estas zonas siguen usando la lengua en sus casas, no solamente en la liturgia, entre ellos los caldeos de Irak, los maronitas del Líbano, los asirio-ortodoxos y los sirios católicos y ortodoxos.

En 435, poco después del Concilio de Éfeso, se dividió la Iglesia en Oriente en tres grupos principales: los Nestorianos, los Jacobitas y los Melkitas. Las iglesias siriacas seguían las dos primeras ramas y se declaraban monofisitas. Actualmente estas iglesias están reconocidas por Roma entrando en comunión con el resto de las iglesias católicas como Unitatis reconocidas por su   ̈patrimonio litúrgico, teológico, espiritual y disciplinario” (can 28§I).

Existe un debate entre los cristianos de cultura siriaca sobre su etnia, raza y/o lengua ¿son caldeos, arameos, asirios o babilonios? Varios escritores basan su respuesta en una lectura histórica que comienza con la Biblia y termina en libros de historiadores griegos y siriacos, investigando el origen de los pueblos arameos y su relación con los acadios, babilónicos y asirios. Pero se puede decir que las divisiones actuales se basan en un conflicto político entre los diferentes grupos cristianos, sobre todo después de la guerra en Irak en 2003, donde la persecución de los cristianos creó un miedo que resultó en una lucha para sobrevivir.

Los cristianos de Antioquia se dividen en los sirios (siriacos) y son generalmente los cristianos de Siria y los asirios que son los cristianos de Irak y Mesopotamia. Los caldeos de Irak pertenecen al segundo grupo pero se definen como caldeos y estos son católicos. La diferencia en la lengua es mínima y se basa en gran parte en la pronunciación; los sirios hablan el siriaco occidental y los asirios el siriaco oriental. En los primeros siglos, estos pueblos se llamaban siriacos por la siria cristiana, es decir que este nombramiento se refería a su religión cristiana que venía de siria y no a su etnia.

Tanto la lengua como la cultura siriaca han tenido un papel muy importante dentro de la historia de Oriente antes, durante y después del Islam. Antioquia era uno de varios centros culturales de la zona donde se enseñaba filosofía, medicina, ciencia…etc. en ciudades como Edesa. A partir del siglo V y sobre todo en los siglos VI y VII nació un movimiento grande de copiar las obras griegas al siríaco. Así se multiplicaron las escuelas de enseñanza de medicina, matemática, filosofía y teología y en Oriente estas escuelas enseñaban en siríaco.

En la época islámica, entre los siglos VIII y IX, comenzó un movimiento que consistía en copiar las obras al árabe, a veces del griego y a veces del siríaco, con la ayuda de los cristianos de la zona de siria (Antioquia) que dominaban el siriaco, el griego y el árabe. En el tercer cuarto del siglo IX, se terminó el trabajo de copiar el legado helenista al árabe.

Salir de la versión móvil