Primeros Cristianos

Santa Febes – 3 de septiembre

d445b01ba03740c92cedaef09d42b01f.jpg

Febes aparece mencionada una vez, en la Carta de San Pablo a los Romanos

“Os encomiendo además a nuestra hermana Febes, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo”

Febes sólo aparece mencionada una vez, en la Carta de San Pablo a los Romanos: “Os encomiendo además a nuestra hermana Febes, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudadoa muchos, y a mí mismo” (Romanos 16:1,2). De este texto se pueden sacar varias conclusiones, como que Febe sería alguien importante y conocida en la iglesia corintia. El término diaconisa es solo dicho una sola vez en la Sagrada Escritura y es aplicado a Febes. Es posible que hubiese otras diaconisas (tal vez Trifena, Trifosa o Pérsida, mencionadas en este mismo capítulo, en el versículo 12) que hacían su ministerio apostólico en la Iglesia, sirviendo a los pobres y las viudas. Puesto que estas mujeres servían a la Iglesia, deberían tomarse en relación a Febe la recomendación que San Pablo da en 1 Tim. 5, 9-10 para señalar a una mujer como Viuda (recordar, aquí viuda no solo es la que ha perdido el marido, sino una servidora de la Iglesia). Según Pablo “debe tener no menos de sesenta años, haber sido esposa de un solo marido, gozar de una buena reputación por sus obras, si ha criado hijos, si ha practicado la hospitalidad, si ha lavado los pies de los santos, si ha socorrido a los afligidos; si ha practicado toda buena obra”.

De hecho, cabe recordar que la Santa Sede ha convocado recientemente una comisión para investigar precisamente el diaconado femenino en la primitiva cristiandad cuya actividad consistirá única y exclusivamente en aclarar el papel de las diaconisas y no tiene previsto enviar recomendaciones al Papa. La comisión va a empezar pronto su trabajo.

Claves para entender la comisión de estudio sobre el diaconado femenino: https://t.co/UGOUPshwn6 pic.twitter.com/MlnOC2P384— Javier M-Brocal (@javierMbrocal) 2 de agosto de 2016

Cencrea pertenece a Corinto, pero al parecer Febe se habría trasladado a Roma ya fuera permanente u ocasionalmente, no se podría decir con certeza; ni siquiera se puede determinar el motivo de su viaje, pero la tradición indica que ella misma sería portadora de la Epístola a los Romanos, es por ello que Pablo indica quien es y que ha hecho, como para que sea acogida con cariño y respeto, aunque el “saludad” de la Carta indica que ya era conocida, por tanto, son elucubraciones. También se desconoce el año y lugar de su muerte, aunque debió ser después del 57, año en que se escribió la Carta a los Romanos. Los martirologios recogen desde muy antiguo su nombre, el 3 de septiembre.

La mención destacada de Febe entre todos los demás echa por tierra el famoso e injusto machismo de San Pablo, que muchos sueltan sin tener en consideración otras cosas, pero eso merece otros artículos…

Salir de la versión móvil