(Jordi Llisterri -CR/Tarragona). El arzobispado de Tarragona acogerá el 13 de octubre la segunda beatificación multitudinaria de mártires del siglo XX en España. La celebración central prevé reunir a más de 20.000 personas procedentes de 19 diocesis para proclamar 522 nuevos beatos. Pero Tarragona ha preparado un programa de actividades para todo el fin de semana que quiere mostrar el testimonio del martirio desde los primeros cristianos y el compromiso que exigen a la Iglesia de hoy.

Tarragona presentará en las beatificaciones el testimonio de los primeros cristianos

(Jordi Llisterri -CR/Tarragona). El arzobispado de Tarragona acogerá el 13 de octubre la segunda beatificación multitudinaria de mártires del siglo XX en España. La celebración central prevé reunir a más de 20.000 personas procedentes de 19 diocesis para proclamar 522 nuevos beatos. Pero Tarragona ha preparado un programa de actividades para todo el fin de semana que quiere mostrar el testimonio del martirio desde los primeros cristianos y el compromiso que exigen a la Iglesia de hoy.

En la presentación de los actos y los espacios que se ha hecho este viernes a los periodistas se ha destacado la vertiente catequética y cultural de la ciudad que conserva el primer testigo documentado en la Península Ibérica: el martirio del obispo Fructuoso y sus diáconos el 21 de enero de 259. Varias exposiciones y una conferencia de Andrea Riccardi, la visita a la ruta de los primeros cristianos y las raíces paulinas de la ciudad, y sobre todo las representaciones en el Tarraco Arena de la Pasión de San Fructuoso -con tres sesiones para 5.000 personas cada una- pondrán ese acento a las beatificaciones.

Finalmente el acto central del domingo por la mañana se ha trasladado fuera del casco urbano, en el Recinto Educativo de Tarragona, para tener un espacio con capacidad para más de 20.000 personas. El edificio central del recinto hará de escenario de fondo del altar. Se colocará una lona con las imágenes de los 522 beatos, y referencias a otros mártires del siglo XX que ya han sido canonizados y del primer obispo mártir de Tarragona.

La celebración comenzará a las 12 del mediodía del domingo con una conexión en directo con el Ángelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano, desde donde se espera que el Papa Francisco también envíe un mensaje a los congregados. La ceremonia estará presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Al principio y al final de la ceremonia tendrán el protagonismo el arzobispo de Tarragonda y el presidente de la Conferencia Episcopal Española. Jaume Pujol hará una primera intervención en la que se justifican los motivos por los que se pide la beatificación, y Antonio M. Rouco pronunciará una acción de gracias final.

Las previsiones apuntan a unos 150 obispos y más de un millar de sacerdotes y religiosos concelebrantes. En la parte central de la plaza se ubicarán 7.500 sillas para autoridades, miembros de las familias religiosas o de las diócesis, y familiares de los mártires. De hecho, entre los 522 mártires, la inmensa mayoría son religiosos y religiosas: 412.

El acto está abierto a todo el que quiera participar pero será imprescindibleapuntarse antes para acceder al recinto. Si las inscripciones superan el espacio de la plaza central, se habilitarán espacios anexos para seguir la celebración por pantalla. El único acto que tendrá un precio simbólico para acceder es la escenificación de la Pasión.

El martirio documentado

El Recinto Educativo está a pocos metros de la necrópolis paleocristiana, recientemente reabierta al público. Así, la celebración se hará a pocos metros de donde fueron enterrados los primeros mártires cristianos de la ciudad. Este espacio, el anfiteatro romano donde murió martirizado Fructuoso y otros puntos de la ruta del cristianismo primitivo de la ciudad se quieren dar a conocer a los peregrinos que durante el fin de semana asistan a las beatificaciones.

También se ha dado mucha importancia a la representación de la Pasión de San Fructuoso con tres funciones y por primera vez en un gran espacio como es el Tarraco Arena. El director de las representaciones, Andreu Muñoz, subrayó a los periodistas la importancia de contar de forma probada “documentalmente y arqueológicamente” este martirio datado en el siglo III. Por eso se quiere aprovechar el evento para “hacer a la gente que venga una presentación catequética del testimonio de los primeros cristianos”.

La conferencia del historiador Andrea Riccardi, fundador de la comunidad de San’Egidio y experto en las persecuciones de los cristianos a lo largo del siglo XX, abrirá los actos del fin de semana. Durante estos días también se podrá visitar diversas exposiciones sobre los mártires de Tarragona, la Iglesia en países donde todavía es perseguida, y sobre misiones y solidaridad. También por primera vez se hará una exposición conjunta en el Puerto de Tarragona de todos los pasos que salen a la calle durante la Semana Santa tarraconense.

El sábado también se celebraran una vísperas solemnes en la catedral. Y esta dimensión cultural, turística y religiosa para los peregrinos que se acerquen a Tarragona se complementará con la apertura permanente de las Iglesias de la ciudad.

El arzobispo Jaume Pujol añadió que “terminando la visita comiendo pescado en el barrio del Serrallo, uno puede salir de Tarragona muy satisfecho”. El arzobispo también se muestra ampliamente satisfecho por la colaboración de las administraciones públicas en la organización del evento.

19 diócesis y 25 órdenes religiosas

En total hay 19 diócesis implicadas directamente en las causas, entre ellas cuatro de Cataluña: Tarragona, Barcelona, ​​Lleida, y Tortosa, que incluyen los obispos Manuel Borrás de Tarragona y Salvi Huix de Lleida.

Las congregaciones religiosas con mártires en estas causas son 25. Y, con presencia dentro de las causas de los procesos abiertos en Cataluña, hay monjes benedictinos de Montserrat, Hermanos Maristas, Hermanos de La Salle, Hijos de la Sagrada Familia, Claretianos, Mínimas, San Juan de Dios, Mercedarios, Carmelitas Descalzos, Carmelitas de la Enseñanza, y Capuchinos. También hay Operarios diocesanos de Tortosa y cuatro laicos.

En la presentación a los periodistas, el arzobispo Jaume Pujol recordó los motivos por los que pidió organizar este acto en Tarragona. Por un lado Tarrragona es la diócesis que, además de su obispo auxiliar, tiene la causa más numerosa y que incluye 70 sacerdotes del arzobispado, aproximadamente la mitad de los que asesinaron durante la Guerra Civil. Por ello, “no hay pueblo en la diócesis que no tenga alguna relación con algún mártir”. También es donde murió el primer mártir de la persecución religiosa que fue canonizado, Jaume Hilari. Además de contar con el primer obispo mártir de la península.

El 12 de octubre

Pujol también remarcó que “no queremos que nada se mezcle con la política” y preguntado por los periodistas sobre la proximidad con el día de la Hispanidad aseguró que “no hay ninguna connotación con este día” y que “no me asusta esta coincidencia”. El arzobispo recordó que la primera fecha anunciada fue el 27 de octubre, pero que después se decidió mover la fecha porque coincidía con uno de los actos principales que se realizarán en Roma con motivo del Año de la Fe.

Sobre las lenguas de la ceremonia,a pesar de ser un acto que implica todas las diócesis de España y que está organizado por la Conferencia Episcopal Española, se asegura la presencia del catalán en la ceremonia. Se han buscado cantos que se puedan cantar en las dos lenguas, se leerá el Salmo en catalán, y parte de las oraciones litúrgicas serán en latín. El librito que se repartirá en los asistentes para seguir la ceremonia incluirá todos los textos traducidos en catalán, castellano y latín.

También garantizará la presencia del catalán la intervención de la Escolanía de Montserrat. Uno de los 20 monjes benedictinos beatificados, el compositor Ángel Rodamilans, fue su su prefecto y por ello participarán en la celebración del 13 de octubre.

{source}{/source}

http://www.catalunyareligio.cat/es/