Primeros Cristianos

Una fe sin obras no es auténtica fe

0a2da575867a6a40e5b18b1844c561af.jpg

En su homilía diaria en Casa Santa Marta, el Papa Francisco explicó qué significa tener fe. Dijo que si la fe no se pone en práctica no sirve de nada.

Francisco en Santa Marta: Una fe sin obras no es auténtica fe

En su homilía diaria en Casa Santa Marta, el Papa Francisco explicó qué significa tener fe. Dijo que si la fe no se pone en práctica no sirve de nada.
 
PAPA FRANCISCO
“Podemos recitar el Credo teóricamente, también sin fe, y hay muchas personas que lo hacen así. También los demonios. Los demonios conocen bien lo que se dice en el Credo y saben que es verdad…”.
 
Francisco concluyó con que la fe “nace” del encuentro con Dios y que eso “te lleva a dar testimonio”.
 

 
EXTRACTO DE LA HOMILÍA DEL PAPA
(Fuente: Radio Vaticana)
 
“También nosotros nos equivocamos muchas veces sobre esto: ‘Pero yo tengo tanta fe’, escuchamos decir. ‘Yo creo todo, todo…’. Y tal vez esta persona que lo dice tiene una vida tibia, débil. Su fe es como una teoría, pero no está viva en su vida. El Apóstol Santiago, cuando habla de fe, habla precisamente de la doctrina, de aquello que es el contenido de la fe. Ustedes pueden conocer todos los mandamientos, todas las profecías, todas las verdades de fe, pero si esto no se pone en práctica, no lleva a las obras, no sirve. Podemos recitar el Credo teóricamente, también sin fe, y hay tantas personas que lo hacen así. ¡También los demonios! Los demonios conocen muy bien aquello que se dice en el Credo y saben que es Verdad”.
 
“Los cristianos que piensan en la fe como un sistema de ideas, ideológico: existían también en tiempos de Jesús. El Apóstol Juan dice de ellos que son el anticristo, los ideólogos de la fe, de cualquier tipo sean. En aquel tiempo existían los gnósticos, pero habrá tantos otros… Y así, estos que caen en la casuística o aquellos que caen en la ideología son cristianos que conocen la doctrina pero sin fe, como los demonios. Con la diferencia que unos tiemblan, los otros no: viven tranquilos”.
 
“La fe lleva siempre al testimonio. La fe es un encuentro con Jesucristo, con Dios, y de allí nace y te lleva al testimonio. Es esto lo que el Apóstol quiere decir: una fe sin obras, una fe que no te involucre, que no te lleve al testimonio, no es fe. Son palabras y nada más que palabras”.
Salir de la versión móvil