Primeros Cristianos

#Vergüenza de una Europa que cierra puertas a refugiados que huyen de la guerra – #Idomeni

Ni el mar, ni el frío, ni las horas caminando ni la indiferencia pueden frenar a un padre que busca lo mejor para un hijo. Aunque incluso tenga que llevarlo en brazos, como le sucede a esta familia siria.

Idomeni (Grecia): vergüenza de una Europa que cierra puertas a refugiados que huyen de la guerra


Ni el mar, ni el frío, ni las horas caminando ni la indiferencia pueden frenar a un padre que busca lo mejor para un hijo. Aunque incluso tenga que llevarlo en brazos, como le sucede a esta familia siria.

 

AMIR MOUSTAFA

“Es una situación difícil. Quiero conseguirle tratamiento lo antes posible. Es mi único hijo”.
 
Al llegar a Grecia, se han topado con un muro, con la frontera macedonia cerrada y con la amenaza de la Unión Europea de deportarlos a Turquía. Dicen que no aguantarán mucho aquí, en Idomeni, porque las condiciones son lamentables.
 

AHLAM RAJI RASHID

“¿Qué puedo hacer? No tengo una solución. No tengo una solución. ¿Cómo puedo conseguir tratamiento para él? Esperaré y esperaré… Cuatro o cinco días, si no, regresaré a Siria. Si estamos aquí esperando en estas tiendas de tela mi hijo no soportará más. No hace más que llorar”.
 
ACNUR recuerda que estas personas no son migrantes económicos sino refugiados que huyen de unas guerras que están lejos de resolverse. Huyen, como esta familia, buscando un futuro mejor para su único hijo gravemente enfermo. 
 
UNICEF avisa de que es fundamental proteger los derechos de los niños, especialmente, de los más vulnerables como Alan.
 

SARA CROWE

UNICEF

“Es fundamental el principio “primero no hacer daño” que debe aplicarse en esta situación. Es decir, lo primero y fundamental es garantizar la protección internacional de los niños. Los niños no deben ser devueltos a sus países si van a enfrentarse a la detención, van a ser enrolados en el ejército o explotados”.
 
La ONU ya ha advertido de que la devolución en bloque de los refugiados está prohibida. La Unión Europea podría ir en contra de los tratados internacionales en materia de derechos humanos como la Convención de Ginebra de 1951 y del Protocolo de 1967 sobre el Estatuto de los Refugiados, así como la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.
 
http://www.romereports.com
Salir de la versión móvil