Primeros Cristianos

Vuelo papal: El Papa tiende una mano a China y adelanta temas del sínodo

4656d0377b094951545d49841b52c18b.jpg

Nada más aterrizar en Roma, a las 10 de la mañana, el Papa visitó la basílica de Santa María la Mayor

 

“Yo amo al pueblo chino, lo quiero mucho.”

Nada más aterrizar en Roma, a las 10 de la mañana, el Papa visitó la basílica de Santa María la Mayor

Durante el vuelo desde Filadelfia a Roma, el Papa se ha reunido con periodistas para dar las claves de su viaje y ha afrontado temas como el próximo sínodo sobre la familia, las relaciones con China o la crisis de emigrantes. 
 
Sobre el sínodo dijo que afrontará muchas cuestiones, y que no puede reducirse a si los divorciados que se han vuelto a casar pueden o no recibir la Comunión. 
 

PAPA FRANCISCO

“No es el único problema. En el documento de trabajo se mencionan otros. Por ejemplo, los jóvenes no se casan, no quieren casarse. Es un problema pastoral para la Iglesia. Otro problema es la madurez afectiva para el matrimonio. La preparación al matrimonio. Yo pienso que para ser sacerdote hay que estudiar 8 años, y luego, como no es definitivo, la Iglesia puede quitarte el estado sacerdotal. Para casarse, que es para toda la vida, se hacen 4 cursos, cuatrosesiones… Aquí algo no funciona”. 
 
El Papa estaba apenas concluyendo un viaje extenuante y ya soñaba con una nueva frontera, un viaje a China. 
 

PAPA FRANCISCO

“Me gustaría mucho ir a China. Yo amo al pueblo chino, lo quiero mucho. Yo espero que existan posibilidades de tener buenas relaciones, buenas relaciones. Tenemos contactos, hablamos… y vamos adelante. Para mi tener como amigo, un país amigo como China, que tiene tanta cultura y tantas posibilidades de hacer bien, sería una alegría”.
 
El Papa dijo que está muy contento por el proceso de paz en Colombia; pero no se dará por satisfecho hasta que el gobierno y las Farc firmen un acuerdo definitivo. 
 
De la crisis de refugiados en Europa, recordó que la construcción de muros para impedirles el paso no ayudará a resolver la cuestión. 
 

PAPA FRANCISCO

“Usted sabe cómo terminan los muros. Todos todos los muros se derrumban, hoy, mañana, o dentro de cien años, pero todos caen. No es una solución. El muro no es una solución. En este momento, Europa está en dificultades, es verdad. Tenemos que ser inteligentes porque viene toda aquella ola migratoria, y no es fácil encontrar soluciones. Pero con el diálogo entre países, deben encontrarlo. Los muros nunca son la solución. El problema permanece y permanece con más odio”.
 
Tras el éxito arrollador de su gira por Estados Unidos, le preguntaron si se considera una estrella del rock. Respondió que las estrellas pasan y que están sólo para mirarlas, y que él debe esforzarse por ser el siervo de los siervos de Dios. 
 

PAPA FRANCISCO

“Sí, en los medios de comunicación se usa esto, pero hay otra verdad: cuántas estrellas hemos visto que después se apagan y caen. Es una cosa pasajera. En cambio, ser el siervo de los siervos de Dios es bueno; eso no pasa”.
 
Nada más aterrizar en Roma, a las 10 de la mañana, el Papa visitó la basílica de Santa María la Mayor, para rezar por los frutos de este viaje, y por la intensa agenda que le espera en las próximas semanas.
 
Rome Reports
 
Salir de la versión móvil