¿Conoces la situación de la Iglesia en Albania? Ante el inminente viaje del Papa Francisco puede ser conveniente refrescar algunas ideas… Entrevista con Don Carlos Lorenzo Rossetti, sacerdote italiano en Albania, director del seminario misionero “Redemptoris Mater” de Shkoder

“Albania es como un adolescente que ha tenido una infancia difícil”

¿Conoces la situación de la Iglesia en Albania? Ante el inminente viaje del Papa Francisco puede ser conveniente refrescar algunas ideas…

Don Carlo Lorenzo Rossetti, un sacerdote Fideidonum de la diocesis de Roma, ha estado en Albania desde 2003. Es el director del seminario misionero “Redemptoris Mater” y ha dado clases de teología en el seminario interdiocesano de Shkoder. Además, sirve en una parroquia en Balldre-Gocaj-Kakarriq (Lezhe) y colabora en Radio Maria de Albania. El 17 de septiembre, estuvo charlando con Ayuda a la Iglesia Necesitada, en la vípera de la visita del Papa Francisco a Albania.

"Albania es como un adolescente que ha tenido una infancia difícil" 1

Entrevista con Don Carlos Lorenzo Rossetti, sacerdote italiano en Albania, director del seminario misionero “Redemptoris Mater” de Shkoder

¿Cómo describiría la situación política, social y económica actual de Albania?
Para mi Albania es como un adolescente que ha tenido una infancia difícil. Es un país en pleno crecimiento..

Socialmente, es un país que trata de recuperarse de su pasado; un pasado marcado por una dictadura cruel, el ateísmo inducido y un aislamiento total. La primera tentación para muchos puede ser abandonar y preferir emigrar.

Politicamente, es un país que intenta aprender a vivir en democracia. (Es importante recordar que este sistema de gobierno, al que están tan acostumbrados los países occidentales, es la primera vez que existe en los países balcánicos. Albania, después de siglos dominado por Turquía y los severos islámicos Osman, paso por una rígida monarquía (el Rey Zogu), el fascismo italiano, el nazismo alemán e inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial; uno régimen más inhumano, bajo el gobierno del radical estalinista EnverHoxha.

La razón por la que el estado de derecho no se acepta fácilmente se debe a la difícil herencia. La herencia clásica de la filosofía griega, la cultura cívica romana y la espiritualidad bíblica, que es el fundamento mismo de los derechos humanos y la democracia moderna, se pasa por alto en gran parte en la historia de Albania. Sinceramente no creo que podamos gestionar un “implantatiodemocratiae” sólo mediante la propuesta de elecciones libres, bajo supervisión internacional …

Económicamente, el país está creciendo, porque ¡el punto de partida era cero! Los mayores riesgos a los que nos enfrentamos ahora mismo son la corrupción, la explotación, la falta de derechos de los trabajadores, etc

¿Cómo describiría la situación de la Iglesia Católica en su país?
Bueno, ¡La Iglesia vuelve a crecer! Sabe que desde el inicio del régimen comunista, en 1945 el Partido Comunista (“Partia e Punes”) perseguía toda confesión religiosa, pero la Iglesia Católica fue especialmente castigada por sus relaciones con otros países, en especial con Italia y el Vaticano. Un gran número de mártires fueron asesinados en este periodo. Incluso, en 1967, la religión y la fe se suprimieron oficialmente de Albania con la primera Constitución atea. Todas las iglesias fueron destruidas o transformadas en pabellones deportivos o tiendas. Mi generación en Albania es religiosamente muy inculta. Como consecuencia, por lo general tenemos iglesias en las que participan personas de edad, los niños y adolescentes, pero muy pocos hombres y mujeres de mediana edad. En el primer inicio de actividad de la Iglesia después de la caída de la dictadura (quiero decir en los años 1991-1994) algunos sacerdotes mayores que habían sobrevivido a la cautividad y la tortura visitaron muchos pueblos (principalmente en el Norte, donde la presencia católica era tradicionalmente mayor), proponiendo el bautismo católico sin ningún catecismo. Son muchos los adultos que dicen ser católicos, incluso “muy católico”, mientras que no saber las oraciones cristianas básicas. A menudo, ser católico es más una cuestión étnica o sociológica que espiritual o religioso. Sin embargo, los últimos 20 años, el trabajo pastoral ha sido fantástico. Gracias a la intervención personal del St. Juan Pablo II, una gran cantidad de congregaciones y nuevos movimientos entraron en Albania para servir a este país. También las vocaciones sacerdotales han crecido.

Por encima de todo, debo destacar que a pesar de todos los esfuerzos, la Iglesia y la vida spiritual continúa en un estado floreciente. Las renovaciones del Concilio Vaticano II no han tenido un impacto completo en la Iglesia albana. Todavía existe una “Iglesia clerical” con muy poca o ninguna participación. La causa es, obviamente, la falta de formación Cristiana.

¿Qué esperanza tiene en que el pueblo albanés se una a la Iglesia Católica?
Al principio, los albaneses vieron a la Iglesia sólo como una gran entidad caritativa. Tal vez haya un riesgo de que la identidad eclesial haya sido incomprendido. Pero ahora me parece que, en general, la mayoría de la población está más abierto para escuchar el mensaje católico y tiene una opinión muy positiva de las instituciones eclesiales. La Iglesia es vista como custodia de la dignidad humana y, por ende, de los derechos humanos.

Y ¿qué esperas que implica la próxima visita del Papa Francisco?
Haría una distinción entre las expectativas católicas y las cívicas:
– Como católicos espero que refuerce a todos los trabajadores pastorales, dándoles coraje y disposición para trabajar en comunión con la Iglesia universal.
– Las autoridades civiles están deseando que este viaje sirva para dar mayor visibilidad al país, y conseguir en un futuro la integración de Albania en la Unión Europea.

¿Podría describir el papel que juegan otras religiones en Albania, especialmente el Islam?
Traditionalmente la mayor parte de los albaneses (alrededor del 65-70%) han sido musulmanes, no son todos radicales ni fundamentalistas. Una minoría católica vive en el norte y otra similar ortodoxa en el sur. En los últimos años el número de evangélicos protestantes ha crecido de forma notable.

Generalmente las diferentes religiones conviven bien. Aunque no sé exactamente hasta qué punto esta convivencia radica en verdadera amistad o simplemente en sentido común. En cualquier caso, los albaneses no tienen un carácter espiritual fanático: la mayoría cree en que Dios está en el Paraíso. No es de extrañar por tanto que en la nueva Constitución democrática aprobada en 1998 mencione a Dios en el preámbulo.

La coexistencia de diferentes religiones (Islamistas sunnis y sufis, católicos, ortodoxos y cristianos evangélicos) es un amortiguador contra el ateísmo secular y un bastión para defender la dimensión espiritual de la persona humana.

¿Existe un diálogo constante entre las diferentes confesiones cristianas y religiones en su país?

Sí. Personalmente, estoy muy involucrado en el diálogo católico-ortodoxo. Como profesor en elseminario de Shkoder puedo dar testimonio de la cálida amistad que existe entre católicos y ortodoxos de Albania. Tenemos reuniones periódicas con los profesores y estudiantes de la Academia Ortodoxa de Durres. También hemos iniciado reuniones con los evangélicos y musulmanes.

¿Contribuyen las religiones y sus representantes al desarrollo de Albania?
Así es. Las actividades católicas han impulsado la educación y la salud con escuelas y hospitales. Los ortodoxos han fundado instituciones académicas importantes y han construido una maravillosa catedral en Tirana. (No hay que olvidar que el ateísmo político condenó a Albania a la “desolación estética”. Me refiero al proyecto de cubría las suaves colinas de este país con unos 500.000 bunkers). También hay algunas escuelas islámicas que ayudan a promover los derechos humanos y la integración civil.

¿Cuáles son (en tu opinion) los mayores retos a los que se enfrenta el país?
Honestamente la familia y la educación. Los albanos deben proteger uno de sus mayores tesoros: el gran estima que tienen a la familia. Pero, precisamente la familia está siendo atacada. Los valores tradicionales, a menudo fundados en el machismo y el patriarcado, son comprensiblemente cuestionados por las nuevas generaciones, pero a la vez las nuevas generaciones sufren un montón de tentaciones contemporáneas que inducen al hedonismo, el materialismo y el individualismo.

Albania debe resistir ante las dos grandes amenazas del mundo contemporáneo el secularismo y el fundamentalismo islámico. En este sentido, el pensamiento religioso moderado puede ser muy útil proponiendo un modelo de familia positiva.

Otro enorme desafío implica a la educación y la corrupción. Conecto estos dos temas, porque la corrupción es un mal endémico que afecta a toda la vida ordinaria: la educación, la justicia, la política y la asistencia sanitaria. Parece razonable pensar que la corrupción podría ser superada no sólo con leyes y reglamentos; el cambio debe ser más profundo comenzando por una renovación de la educación.

¿En este contexto, cuáles son los principales retos para la Iglesia?
Tenemos que mejorar la vida cristiana a través del redescubrimiento del primer objetivo de la Iglesia: evangelizar, para transmitir la Buena Nueva de Jesucristo, el hombre nuevo, que revela la verdadera identidad de todos los seres humanos. Somos hijos e hijas de Dios, llamados a vivir en el amor incondicional, y destinados a la vida eterna y la alegría.

Como el Papa Francisco subraya, la Iglesia tiene que concentrar sus esfuerzos en su propio don particular, el Evangelio – la defensa de la dignidad de Dios para todos los hombres y mujeres y el espléndido anuncio de la victoria sobre el mal y la muerte.

¿Cuáles son las principales necesidades de la Iglesia?
Todo lo que ayude a la educación Cristiana, a la evangelización y a la formación basada en la Biblia y la doctrina católica.

https://www.ain-es.org