Para un cristiano, los lugares en que Cristo nació, vivió, sufrió, murió y resucitó tienen un carácter especial. La añoranza que se siente al pensar en esa tierra, santificada por el paso del Verbo Encarnado, nace del cariño que tiene el creyente a todo lo que rodeó la vida terrena del Hijo de Dios, que “acampó entre nosotros”.

Hallan una segunda sinagoga del siglo I en Magdala – Galilea

En Magdala, la ciudad de donde se dice que vino María Magdalena, se descubrió una segunda sinagoga del período del Segundo Templo. Esto confirma la hipótesis de que en la época de Jesús estos edificios tenían un propósito social.

Ir a Arriba