“Los cristianos son el alma del mundo” – Da testimonio de ello una carta de casi 2000 años

La Carta a Diogneto. La más grande joya de la literatura cristiana de sus orígenes, nos cuenta cómo vivían los primeros cristianos.

Ir a Arriba