Encuentran pinturas del siglo III bajo el suelo de Roma

Se abre al público el “hipogeo” de los Aureli

La Pontificia Comisión de Arqueología Sacra es el organismo del Vaticano encargado de cuidar las catacumbas y los objetos relacionados con los primeros cristianos. Ahora acaba de mostrar al público por primera vez esta cámara funeraria subterránea del siglo III. Se trata de un “hipogeo” que perteneció a la familia de los Aureli.

Raffaella Giuliani
Arqueóloga, Pontificia Comisión de Arqueología Sacra

Las pinturas representan la vida de los Aureli. Como puede verse, era una familia rica que poseía muchas casas. Las pinturas muestran la construcción de sus villas y jardines en la Roma imperial. Se inspiran en poemas de Homero, en particular en la Odisea”.

Desde hace 10 años, un equipo de arqueólogos ha restaurado este hipogeo que fue descubierto en 1919, 17 siglos después de su construcción. La restauración de esta cámara subterránea ha revelado algunos datos de la familia de los Aureli y de la transición del paganismo al cristianismo.

Mons. Giovanni Carrù
Secretario, Pontificia Comisión de Arqueología Sacra

En los frescos se ve la transición entre el paganismo y la vida cristiana. Son frescos de temas clásicos, paganos. Pero incluyen algunas imágenes cristianas. Estamos en un punto intermedio, en el momento en que el cristianismo, la religión que viene de Oriente empieza a entrar en Roma”.

Fabrizio Bisconti
Director Arqueológico, Catacumbas de Roma

El hipogeo está totalmente adornado con frescos. Los hemos restaurado con tecnología láser. Eso nos ha permitido descubrir una escena nueva. Se trata del lamento de Aurelia ante el cadáver de sus dos hermanos”.

El hipogeo sólo podrá visitarse reservando entrada ante la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra, que espera conservar este espectacular tesoro romano, y mostrarlo al mayor número posible de personas.

(Romereports.com)