La ciudad de Pedro, Andrés y Felipe

Un especialista afirma que ha puesto fin al debate científico en torno a la situación exacta de Betsaida después de tres décadas de excavaciones en el yacimiento de Et-Tell

Betsaida, en la región de Galilea, es una de las ciudades más mencionadas en los evangelios. De allí eran los apóstoles san Pedro, san Andrés y san Felipe y allí se cree que Jesús llevó a cabo varios milagros, como el de los panes y los peces o el de devolver la vista un ciego.

No obstante, no hay consenso científico acerca de su localización exacta. Dos asentamientos situados junto al Mar de Galilea, en Israel, han sido relacionados históricamente con la antigua Betsaida: Et-Tell, El-Araj y el-Mesydiah.

 

 

Ahora, el arqueólogo Rami Arav, profesor del Departamento de Filosofía y Religión y del Departamento de Historia de la Universidad de Nebraska, afirma haber encontrado la ubicación exacta de la ciudad bíblica y que es Et-Tell. Este sitio arqueológico se encuentra en Cisjordania, apenas a un kilómetro y medio del Mar de Galilea.

 

Desde la Edad de Hierro

El yacimiento ha sido estudiado durante 32 años. Durante las sucesivas excavaciones, Arav y su equipo descubrieron fortificaciones monumentales, almacenamiento de alimentos y una puerta de la ciudad en el sitio arqueológico, que los científicos dicen que se remontan a la Edad del Hierro y afirman que pertenecen a la capital de Geshur, que más tarde se convirtió en Betsaida.

«Las fuentes antiguas imponen varios requisitos para la identificación de Betsaida», ha apuntado en el Daily Mai, donde también ha agregado que «los hallazgos en Et-Tell me convencieron no solo a mí, sino a un grupo de expertos».

Este especialista ha acudido hasta Tito Flavio Josefo, historiador judeoromano del siglo I, quien describe la ubicación de Betsaida en sus escritos. «Él afirma que la ciudad estaba en el “bajo Golán cerca del estuario del río Jordán», ha rematado mientras ha señalado que se trata del mismo lugar que el sitio de excavación de El-Tell.

 

 

Movimientos tectónicos

El principal escollo con el que se encuentran Arav es lo alejado que se encuentra Et-Tell del Mar de Galilea, contrariamente a la descripción bíblica de Betsaida como un lugar accesible en barco.

Sin embargo, el especialista apunta a que pudo haber estado más cerca en la antigüedad, y que los por movimientos tectónicos y cambios en los niveles de agua hayan provocado el alejamiento. «El mar de Galilea está justo en medio de la grieta sirioafricana y es propenso a cambios tectónicos», ha señalado Arav que ha recordado que su equipo ha descubierto equipos de pesca antiguos entre las ruinas del asentamiento.

También ha tenido palabras para los especialistas que apuntan a que la ciudad bíblica se encuentra en realidad en El-Araj y ha aseverado que lo que se ha encontrado en la zona es un campamento militar, no la auténtica Betsaida.

 

 

abc.es