En el último Ángelus antes de la Navidad, el Papa Francisco invitó a más de cincuenta mil fieles a contemplar «la presencia silenciosa de San José en cada Nacimiento, como en el que podéis admirar en la plaza de San Pedro».

El Papa invita a contemplar «la presencia silenciosa de San José en cada Nacimiento»

En el último Ángelus antes de la Navidad, el Papa Francisco invitó a más de cincuenta mil fieles a contemplar «la presencia silenciosa de San José en cada Nacimiento, como en el que podéis admirar en la plaza de San Pedro». Desde hace mucho tiempo, Jorge Bergoglio vive personalmente una gran devoción a San Jose, y tiene una imagen de san José dormido –escuchando el mensaje del ángel- en su habitación.

En Navidad Jesús llama de nuevo al corazón de cada cristiano

Rompiendo con una trasnochada costumbre del Vaticano, el Papa ordenó abrir el Nacimiento monumental el pasado viernes 20 de diciembre, en lugar de esperar a la tarde del 24. La plaza tiene ya un sabor plenamente navideño y los peregrinos admiras las bellísimas figuras y decorados que ha enviado el teatro a cielo abierto de la Arena de Verona, donde habían sido utilizadas para la representación «Elixir de amor» de Gaetano Donizetti. El hermoso abeto, en cambio proviene de Calabria, en el sur de Italia.

Comentando la inmediata respuesta positiva de la «humilde chiquilla de Nazaret» al anuncio del arcángel Gabriel, el Papa subrayo que «Maria nos enseña a aprovechar el momento favorable en que Jesús pasa por nuestra vida».

Con mucha fuerza e incluso repitiéndolo varias veces, Francisco insistió en que «Jesús pasa y llama a nuestra puerta. A la puerta de cada uno de nosotros. Nos pide algo, y hemos de responder con un ‘sí’ personal y sincero, poniéndonos plenamente a disposición de Dios y de su misericordia».

El Papa celebrará la misa de Nochebuena el próximo miércoles 24 a las nueve y media de la noche, en una ceremonia retransmitida en directo por centenares de emisoras de televisión en todo el mundo.

http://www.abc.es