¿Se encontró la mención más antigua de Cristo en Viminacium?

Hacia el fin del siglo II o principio del siglo III

Un equipo de arqueólogos que trabajaba en la excavación de los restos de la antigua ciudad romana de Viminacium (Serbia) ha encontrado una fina lámina de plata con un texto escrito en griego antiguo en uno de los tres sarcófagos de plomo que han sacado a luz y en los que se cree que se habían enterrado a personas de las provincias orientales del Imperio Romano (Palestina e Israel) de los siglos II al IV d.C.

La lámina, de 5,3 centímetros de largo por 3,5 de ancho y solo 0,1 milímetros de grosor, estaba en la tumba de una niña de unos tres años. Dicha lámina había sido doblada siete veces, y al desplegarla los investigadores distinguieron nueve líneas con una combinación de símbolos y letras griegas entre las que se pueden distinguir HI, TETA, NI y RO, si bien cuando el texto se observa desde diferentes ángulos se pueden ver como letras diferentes. Desde uno de ellos, escrito en mayúsculas, se puede leer HRIS, Cristo, que significa “Salvador”.

 

“Las letras son claramente reconocibles, pero es tan asombroso que creo que es demasiado pronto como para afirmar que se refieren a Cristo. También se encontraron monedas de la época de Faustina la Mayor en el sarcófago, lo que permite datar la tumba a finales del siglo II o principios del III d.C.. Si se confirma que la lectura de la palabra HRIS es correcta, entonces sería la mención más antigua de Cristo en el mundo”, dice el Dr. Miomir Korac (izquierda), director del Instituto Arqueológico y jefe del Proyecto Científico Viminacium.

 

Hallan en 'Viminacium' (Serbia) una inscripción que podría ser la primera referencia a 'Cristo' 2 Sitio arqueológico de Viminacium, ubicado en Serbia. Allí se encontró la carta a Dios.

.

Conmovedor mensaje: una carta a Dios escrita hace 1800 años

En el portal de noticias Novosti, el director del Instituto Arqueológico de Serbia, Mionir Korac, comunicó las características del descubrimiento. Se trata de una lámina de 5.3 centímetros de largo por 3.5 de ancho, con apenas 0.1 milímetro de grosor.

 

“La existencia de este tipo de láminas se conoce desde la época de la antigua Grecia (V-IV a.C.), y permanecieron en uso durante todo el período del Imperio Romano hasta el siglo IV d.C. Se dirigían a las fuerzas sobrenaturales, o más bien a deidades o demonios, con diferentes oraciones explicando lo que se deseaba del otro mundo. Por otro lado, semejante láminas ya se descubrieron en la necrópolis sur de ‘Viminacium’ en 2016 y se publicaron en 2017 en una de las revistas más prestigiosas, la ‘Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik‘”, explica el Dr. Korac.

 

El objeto estaba en la tumba de una niña de tres años, y estaba plegado siete veces sobre sí misma. Al desplegarla, los arqueólogos pudieron descifrar  las letras griegas hi, teta, ni y ro. Esos trazos, en forma de caracteres, forman la palabra HRIS.

Esta inscripción, según detalló el investigador Mionis Korac, es un mensaje para que, los denominados “poderes sobrenaturales”, protejan a la difunta en su viaje  luego de la muerte.

Korac también señaló que encontraron en la sepultura monedas que permitieron datar la hacia el fin del siglo II o principio del siglo III. Y por eso la hipótesis de los arqueólogos es que “si se confirma que la lectura de la palabra HRIS es correcta, entonces es la mención más antigua de Cristo”.

 

Sarcófago con símbolos paleocristianos en Serbia. Foto/Twitter @purehistoriesSarcófago con símbolos paleocristianos en Serbia. Foto/Twitter @purehistories

 

Por otra parte, el sarcófago donde estaban los restos del cuerpo de la niña tenía una decoración con cruces en forma romboide y una estrella conformada por el entrecruzamiento de cuatro líneas bien delineadas. Este símbolo siempre fue asociada con los paleo cristianos, un estilo de arte realizado en los primeros cinco siglos de nuestra era.

Korac dijo que había que tener presente “que el cristianismo era diferente al de hoy, era un conjunto de grupos diversos y los gnósticos místicos, cuyos anillos también encontramos en Viminacio, se consideraban cristianos”.

 

Hallan en 'Viminacium' (Serbia) una inscripción que podría ser la primera referencia a 'Cristo' 3

 

La niña que tenía en su sarcófago la inscripción con la palabra Cristo, habría nacido en Oriente Medio, por eso el material del objeto de su tumbo, aunque era muy común en Jerusalén, no era común en Viminacium.

Por último, el ajuar funerario,compuesto por diversas joyas de oro, tampoco era habitual entre los romanos que catalogaban esa costumbre como algo ligado a la cultura bárbara.

 

 

Cómo es el sitio arqueológico de Viminacium, en Serbia

Los restos de este antiguo campamento romano se encuentra en las afueras de Kostolac, un pequeño pueblo serbio ubicado cien kilómetros al sureste de Belgrado.

Hallan en 'Viminacium' (Serbia) una inscripción que podría ser la primera referencia a 'Cristo' 4

 

Poseía una ubicación estratégica ya que estaba en el cruce de varios caminos que unían la parte norte de los Balcanes con el resto del Imperio. Por allí pasaron tropas hacia lo que actualmente es Macedonia, Grecia o el Mar Muerto.

 

Viminacio. Así estaba distruibuido el antiguo campamento militar romano.Viminacium. Así estaba distruibuido el antiguo campamento militar romano.

 

Viminacium llegó a tener una población aproximada de treinta mil habitantes, siendo una de las más importantes de su época. Sin embargo,  la ciudad fue destruida en el 440 d.C. por los hunos y, posteriormente, Justiniano reconstruyó el fuerte con unas medidas mucho más reducidas.

Entre los principales sitios excavados de la antigua Viminacio están la Porta Praetoria, el acceso norte al campamento militar; las termas de la ciudad, con mosaicos en el pavimento y paredes decoradas con murales; el mausoleo imperial, donde se puede ver una tumba romana; el anfiteatro; varias necrópolis.

 

Hallan en 'Viminacium' (Serbia) una inscripción que podría ser la primera referencia a 'Cristo' 5Maqueta de la antigua Viminacium, la cual tuvo foro, palacio, templos, anfiteatro, hipódromo, baños y talleres, acueductos y fortificaciones. Foto: Ilija Mikic

 

La ciudad de Viminacium se extiende sobre 450 hectáreas en la zona más ancha y 220 hectáreas en la más estrecha.

 

“Cuando superponemos lo que hemos investigado hasta ahora, obtenemos que se ha explorado menos del cuatro por ciento del territorio. Eso significa que terminaremos la investigación arqueológica en los próximos 300 años”, dijo el profesor Korac.

 

Al mismo tiempo subrayó que Viminacium es excepcional en el sentido arqueológico. “Todos los lugares donde las legiones romanas fueron famosas, junto con las ciudades, continuaron existiendo incluso cuando el Imperio Romano colapsó. Todos esos enclaves se han renovado con nuevas ciudades, si bien el único lugar donde no se erigió ninguna aglomeración urbana es en ‘Viminacium’”, detalla el arqueólogo.

 

Fuentes: novosti.rs | terraeantiqvae.com 26 de agosto de 2020