Viajar es uno deberes principales de cualquier Papa. Pero no siempre ha sido así: en 1964 Pablo VI se convirtió en el primer Papa que subía a un avión.

Fue beatificado el 19 de octubre de 2014

“El Papa Montini decide, siguiendo un plan estratégico de comunicación, llevar el Evangelio a todo el mundo desde la tierra de Jesús, porque su primer viaje fue a Tierra Santa”.
 
 
 
Su viaje a Tierra Santa fue hace 50 años. Dejó imágenes históricas, como el abrazo al Patriarca ecuménico Atenágoras, tras mil años de frialdad entre católicos y ortodoxos.
 
Roberto Paglialonga, autor del libro “La Iglesia en salida de Pablo VI”, piensa que otro viaje prográmatico fue su visita a la ONU en Nueva York en 1965. Los Estados Unidos se encontraban en plena Guerra del Vietnam.
 
ROBERTO PAGLIALONGA
Autor de “La Iglesia en salida de Pablo VI”
“Pablo VI habló de la paz y animó a todos a oponerse a la guerra. De este discurso se recuerda su grito “¡No más guerra, no más guerra!” que resonó en las Naciones Unidas”.
 
Pablo VI estuvo en los cinco continentes. Visitó  Uganda en 1969, donde pidió a los africanos que fueran misioneros de sí mismos. También sufrió un atentado en Manila en 1970 y fue el primer Papa que puso un pie en Hong Kong.
 
ROBERTO PAGLIALONGA
Autor de “La Iglesia en salida de Pablo VI”
“Él hablaba siempre de paz. Por eso el subtítulo del libro se llama “la diplomacia de la paz”. Precisamente por eso: Montini hablará de la paz en todos sus viajes internacionales”.
 
De Estados Unidos a la India, de Turquía a Colombia e incluso Irán: gracias a Pablo VI, los Papas muestran su cercanía al mundo de la forma más real posible.
 
 

Fuente: romereports.com