Primeros Cristianos

Papa a líderes musulmanes: Condenemos la violencia que busca una justificación religiosa

El Papa mantuvo un encuentro con el presidente del Departamento para Asuntos Religiosos de Turquía, Mehmet Gormez. El organismo es la máxima autoridad religiosa islámica del país.

 

Francisco  pronunció un discurso en el que lamentó la violencia del Estado Islámico en Siria y en Ira

El Papa mantuvo un encuentro con el presidente del Departamento para Asuntos Religiosos de Turquía, Mehmet Gormez. El organismo es la máxima autoridad religiosa islámica del país.

 

Después de reunirse en privado, Francisco  pronunció un discurso en el que lamentó la violencia del Estado Islámico en Siria y en Irak y sus intentos de erradicar las huellas del cristianismo.

FRANCISCO

“Es particularmente preocupante que, sobre todo a causa de un grupo extremista y fundamentalista, enteras comunidades,  especialmente, aunque no sólo, cristianas y yazidíes, hayan sufrido y sigan sufriendo violencia inhumana a causa de su identidad étnica y religiosa. La violencia ha llegado también a edificios sagrados, monumentos, símbolos religiosos y al patrimonio cultural, como queriendo borrar toda huella, toda memoria del otro”.

Destacó la necesaria cooperación entre líderes religiosos. Dijo que envía el mensaje de que el “respeto mutuo y la amistad” son posibles, especialmente en estos tiempos difíciles.

FRANCISCO

“Como dirigentes religiosos, tenemos la obligación de denunciar todas las violaciones de la dignidad y de los derechos humanos. La vida humana, don de Dios Creador, tiene un carácter sagrado. Por tanto, la violencia que busca una justificación religiosa merece la más enérgica condena, porque el Todopoderoso es Dios de la vida y de la paz”.

Pero junto a la denuncia, el Papa subrayó que hay que trabajar en común para encontrar soluciones. Pidió la implicación de gobiernos y de líderes religiosos para frenar las agresiones.

También reconoció la labor de Turquía en la atención a los refugiados.

FRANCISCO

“Quisiera expresar mi aprecio por todo lo que el pueblo turco, los musulmanes y los cristianos, están haciendo en favor de los cientos de miles de personas que huyen de sus países a causa de los conflictos. Son dos millones. Y esto es un ejemplo concreto de cómo trabajar juntos para servir a los demás, un ejemplo que se ha de alentar y apoyar”.

Por último destacó que el diálogo interreligioso contribuye a promover los valores morales, la paz y la libertad.

 http://www.romereports.com/homepage

Salir de la versión móvil