La Ilesia caldea de la localidad iraquí de Tel Kaif, ubicada en los alrededores de Mosul, ha reabierto este jueves sus puertas, cerca de una semana después de la expulsión de la ciudad del grupo yihadista Estado Islámico.

«Hemos recuperado parte de nuestra dignidad»

La Iglesia caldea de la localidad iraquí de Tel Kaif, ubicada en los alrededores de Mosul, ha reabierto este jueves sus puertas, cerca de una semana después de la expulsión de la ciudad del grupo yihadista Estado Islámico.

El Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I Sako, ha participado en los actos de reapertura de la iglesia, desde donde ha rezado por la seguridad de la comunidad cristiana.

«Mucha gente se ha visto desplazada de aquí. El 90 por ciento de ellos quiere volver», ha dicho, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

Entre los participantes ha estado Sofian, quien se vio desplazado por el avance de los yihadistas. «Hemos recuperado parte de nuestra dignidad», ha dicho, tras colocar la cruz en la cúpula principal.

Estado Islámico se hizo con el control de la ciudad, de mayoría caldea y situada en la provincia de Nínive, en agosto de 2014, provocando el desplazamiento de gran parte de su población hacia la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

Las tropas iraquíes recuperaron el control de la localidad el 19 de enero, en el marco de la ofensiva contra el grupo yihadista en la localidad de Mosul.

Alfa y Omega