SEPHORIS

Sephoris actualmente es un Parque Nacional que contiene las ruinas de la antigua capital Galilea. El interés de esta antigua población radica en que al estar cercana a Nazaret allí debió de trabajar san José y Jesús de joven.

 

Séphoris - Las ruinas de la antigua capital de Galilea 1

 

Las ruinas de la antigua capital de Galilea

  Había muchos restos de construcciones, entre las que destacaba una calle enlosada recta bordeada de columnas que debió de ser la calle principal, y al fondo, un montículo arbolado donde estaba el resto de la ciudad. Tendría unos 40.000 habitantes.

Se ha encontrado entre otras cosas: un teatro romano, la ciudadela, y templos dedicados a dioses paganos. Constaba la ciudad del palacio donde residía Herodes Antipas, mercados y numerosas tiendas.Séphoris - Las ruinas de la antigua capital de Galilea 2

Esta ciudad quedó totalmente arrasada por las fuerzas de Gayo, lugarteniente del legado romano Quintilio Varo, en el año 4 a. d. C., como consecuencia de una sublevación.

Fue reedificada posteriormente por Herodes Antipas y amurallada. Le cambió el nombre por Autocrátoris. Era una ciudad muy pagana. Últimamente fue completamente destruida en la guerra árabe-israelí del siglo XX. Solamente permaneció en pie el orfanato de las religiosas de santa Ana.

Séphoris - Las ruinas de la antigua capital de Galilea 3La ciudad era profundamente helenista, como se puede observar por los restos de la antigua ciudad.

Galilea fue conquistada el año 733 a.C. por Tiglatpileser III, asirio. Deportó a los sobrevivientes, y repobló con gentes provenientes de otro lugar asirio. Además de esto, Galilea era paso obligado para pasar de oriente al mar Mediterráneo y de aquí a Egipto.

Por lo que, de siempre, la población galilea ha sido fuertemente influida por estos extranjeros y, además, era agrícolamente pujante y con muchas industrias, por lo que atraía a gente en busca de trabajo. De ahí que la población galilea fuese mayoritariamente no judía.

Esto era un problema importantísimo para los dirigentes judíos. En tiempos de Alejandro Janeo se adoptó la política de judaizar la región por la fuerza, pero la helenización era tan profunda que no obtuvieron buenos resultados.

Desde entonces se comenzó a practicar la política de fomentar la emigración de familias enteras de judíos fervorosos del sur a esta parte, favorecida por el hecho de que era una región rica y con mucha demanda de trabajadores”. 

 

Escrito por Carlos Llorente.