Primeros Cristianos

Siria: algunas familias cristianas regresan a sus hogares

Una de las iglesias asirias destrozadas en el Valle de Khabur

La comunidad asiria vuelve a celebrar la Santa Misa en Tel Tamar después de tres meses de exilio forzado

 

Siria: algunas familias cristianas regresan a sus hogares

La comunidad asiria vuelve a celebrar la Santa Misa en Tel Tamar después de tres meses de exilio forzado

Algunas familias cristianas asirias, que estaban refugiadas en Hassaké, han podido volver estos días a sus hogares al retirarse del valle de Khabur los milicianos del autoproclamado Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Después de tres meses de exilio forzado, han vuelto a celebrar la Santa Misa en el pueblo de Tel Tamar, en el noreste de Siria. Para llamar al culto, han tenido que restaurar la campana que había sido desvencijada por los yihadistas.

La retirada de los fundamentalistas islámicos de la zona ha sido motivada por la intensificación de los ataques aéreos llevados a cabo por las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos contra las posiciones del ISIS, en apoyo a la contraofensiva realizada por tierra por las milicias kurdas.

Cuando estos combatientes han entrado en las aldeas abandonadas por los yihadistas a lo largo de la orilla oriental del río Khabur, se han encontrado con los templos devastados, las cruces arrancadas y las casas saqueadas. En las iglesias también han hallado consignas anticristianas pintadas en las paredes, según han confirmado fuentes locales.

El grupo terrorista conquistó el valle el pasado 23 de febrero. Desde entonces, mantiene secuestrados a unos 230 cristianos. Durante un tiempo pidió por ellos un rescate astronómico, 22 millones de dólares, según reveló la Assyrian Network for Human Rights. Luego sus captores dejaron de pedir dinero y se sospecha que quieran usarlos como escudos humanos.

zenit.org

Salir de la versión móvil