Primeros Cristianos

#Siria – El ISIS destruye la iglesia de los dominicos en Mosul

La iglesia de los dominicos en Mosul

Un nuevo ultraje para cancelar las huellas de una larga historia cristiana. El patriarcado caldeo: «Que los políticos iraquíes, la comunidad internacional y las autoridades religiosas asuman sus responsabilidades»

El EI destruye la iglesia de los dominicos en Mosul

Un nuevo ultraje para cancelar las huellas de una larga historia cristiana. El patriarcado caldeo: «Que los políticos iraquíes, la comunidad internacional y las autoridades religiosas asuman sus responsabilidades»
 

Una vez más un símbolo de la presencia cristiana salta por los aires tras la explosión de cargas de dinamita. Desde Mosul llega la noticia de la destrucción de la iglesia de los dominicos, la parroquia latina de la gran ciudad que se encuentra en el norte de Irak, en poder de los yihadistas del Estado Islámico desde hace casi dos años. Era una iglesia que fue construida en el siglo XIX y que demostraba la larga relación entre los dominicos y Mosul.

El patriarcado caldeo, con una nota, confirmó los rumores que circulaban ayer por la tarde: «Hemos recibido la noticia de que hombres del Estado Islámico hicieron explotar con dinamita la iglesia latina que pertenece a los padres dominicos y que se encuentra en el centro de Mosul —indica el comunicado. Lo que está sucediendo en Irak es sobrecogedor. Condenamos con fuerza este nuevo acto que tomó como blanco una iglesia cristiana, así como los que ha habido contra las mezquitas y otros lugares de culto».

La Iglesia dominica de Mosul era heredera de una larguísima tradición: la orden de los predicadores llegó a Mesopotamia en el siglo XIII y estableció un convento en Mosul. Con la derrota del reino cruzado de Acri, en 1291, todos los dominicos presentes sufrieron el martirio. Pero cinco siglos después, Papa Benedicto XIV quiso que volviera a empezar esa historia, por lo que envió en 1750 otros dominicos a Mosul. La Iglesia actual fue construida en 1870 y era conocida principalmente por su campanario con el reloj, regalo de la empedradora Eugenia de Francia, esposa de Napoleón III.

La intención del Estado Islámico con este nuevo gesto es evidente: eliminar de Mosul incluso el recuerdo de la presencia cristiana. Y vale la pena subrayar que este nuevo episodio se verificó a pesar de que en los últimos meses el Estado Islámico haya sido duramente golpeado por incursiones aéreas en Siria y en Irak. Además de las noticias de otras graves violencias que han llegado en las últimas semanas desde Raqqa y de la misma Mosul, la destrucción de la iglesia de los dominicos parecerá demostrar que la mera debilitación del Estado Islámico solamente provoca un aumento de las atrocidades, en detrimento de la población civil y de los símbolos religiosos.

Justamente por este motivo, el patriarcado caldeo dirige una nueva invitación a las autoridades iraquíes y a la comunidadinternacional para que abandonen la indiferencia: «Los políticos iraquíes —se lee— deben buscar una reconciliación nacional auténtica, alcanzando resultados tangibles para que se restablezca el estado de derecho». En cuanto a la comunidad internacional y las autoridades religiosas, el patriarcado caldeo invita a «asumir plenamente las propias responsabilidades y a dar pasos serios para poner fin a las guerras y a los conflictos, con el objetivo de crear las condiciones para una paz justa y que respete la diversidad y el pluralismo en Irak y en la región».

http://www.lastampa.it

Salir de la versión móvil