Primeros Cristianos

El Papa compara su vocación con la de de San Mateo

'La conversión de San Mateo', de Caravaggio, que se conserva en la iglesia de San Luis de los Franceses, en Roma.

El Papa Francisco en su reciente entrevista a Antonio Spadaro, recuerda sus visitas a la Iglesia de San Luis de los Franceses y su oración ante el magnífico cuadro de Caravaggio sobre la vocación de San Mateo. “Ese dedo de Jesús, apuntando así… a Mateo. Así estoy yo. Así me siento. Como Mateo”

 

“Ese dedo de Jesús, apuntando así… a Mateo. Así estoy yo. Así me siento. Como Mateo”

El Papa Francisco en su reciente entrevista a Antonio Spadaro, recuerda sus visitas a la Iglesia de San Luis de los Franceses y su oración ante el magnífico cuadro de Caravaggio sobre la vocación de San Mateo.
“Ese dedo de Jesús, apuntando así… a Mateo. Así estoy yo. Así me siento. Como Mateo”

 

Esto es lo que yo soy: un pecador al que el Señor ha dirigido su mirada

“Pero cuando venía a Roma vivía siempre en Vía della Scrofa. Desde allí me acercaba con frecuencia a visitar la iglesia de San Luis de los Franceses y a contemplar el cuadro de la vocación de san Mateo de Caravaggio”. Empiezo a intuir qué me quiere decir el Papa.
 
Ese dedo de Jesús, apuntando así… a Mateo. Así estoy yo. Así me siento. Como Mateo”. Y en este momento el Papa se decide, como si hubiese captado la imagen de sí mismo que andaba buscando: “Me impresiona el gesto de Mateo. Se aferra a su dinero, como diciendo: ‘¡No, no a mí! No, ¡este dinero es mío!’.

Esto es lo que yo soy: un pecador al que el Señor ha dirigido su mirada… Y esto es lo que dije cuando me preguntaron si aceptaba la elección de Pontífice”. Y murmura: “Peccator sum, sed super misericordia et infinita patientia Domini nostri Jesu Christi confisus et in spiritu penitentiae accepto”.

Leer resto de la entrevista

 

Salir de la versión móvil